Boletín de alerta: aire interior contaminado

La contaminación también está en casa

Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en lugares cerrados. Por desgracia, el aire que respiramos cada día es fácilmente contaminable. ¿Por qué? Porque nuestras viviendas son cada vez más herméticas. En un apartamento poco ventilado, el polvo se aloja en todos los rincones. No da tregua, al igual que los ácaros, esos pequeños bichos tan difíciles de localizar que se vuelven locos con el polvo y la humedad.

El moho se forma donde la tasa de humedad es muy alta cuando el polvo se acumula. Por tu salud, debes usar todos los medios que existan y debes acostumbrarte a una serie de buenas prácticas para filtrar el aire, hacer una limpieza eficaz y conservar una tasa de humedad adecuada.

Unas sencillas normas

  • Ventila ampliamente tus habitaciones fuera de los picos de contaminación: ¡los ácaros odian el aire frío y seco! Evitarás también la proliferación de moho.
  • Debes saber que una limpieza a fondo una vez por semana es más radical que una limpieza rápida cotidiana.
  • Cambia las sábanas con regularidad, a ser posible todas las semanas. Lávalas a 60º, temperatura a la que ningún ácaro resiste.
  • Protege los colchones y las almohadas con una funda integral.
  • Lava tus moquetas con jabón dos veces al año y si puedes, cámbialas por parqué más fácil de limpiar.

¡Limpia con L mayúscula!

Es un hecho generalmente reconocido por los médicos: recomendamos especialmente las aspiradoras con filtro HEPA (alta eficacia para partículas en el aire), sobre todo para las personas alérgicas. Este tipo de aspiradora supone el mejor medio para deshacerte de las partículas alergénicas más finas. ¡Será uno de tus aliados contra la contaminación interior!

Puedes alternarla con el uso de un limpiador de vapor, cuyo calor seco es especialmente eficaz sobre todas las superficies. Este tipo de electrodoméstico  funciona exclusivamente con vapor de agua y no necesita ningún detergente. ¡Bacterias, gérmenes, partículas de grasa y ácaros, nada se resiste al vapor a alta temperatura!

Filtrar el aire de la casa

El aire de los apartamentos al igual que el de los chalets muchas veces está viciado: por tanto es primordial renovarlo. ¿No tienes posibilidad de abrir las ventanas tan a menudo como te gustaría o te molesta el ruido exterior? Hay electrodomésticos que permiten renovar y filtrar el aire de casa. Todos los climatizadores tienen una función que permite deshumidificar el aire, filtrar las bacterias, las micropartículas o los malos olores. Son capaces de mejorar la calidad del aire sin enfriarlo si no deseas que cambie la temperatura. ¡Una solución sencilla para luchar contra la contaminación exterior!

Garantizar la tasa correcta de humedad

En lugares cerrados, una habitación en la que el aire es demasiado húmedo favorece las alergias o las patologías inducidas por la presencia de ácaros y esporas de moho. Por el contrario un aire demasiado seco (suele ser causa de una calefacción demasiado alta) es un factor de deshidratación de las mucosas y de un exceso de polvo igualmente nefasto para la salud.

Por tanto es preferible controlar la tasa de humedad con la ayuda de una sonda adaptada. Esta debe conocer las variaciones naturales, pero es mejor que se quede entre el 45 y el 65%. Difusor de vapor, humidificador, deshumidificador… ¡descubre todas las soluciones que permiten conservar una tasa de humedad adaptada!


Más sobre Contaminación