Loading Posts...

Cocinar: todo lo que te mueres por saber

Cocinar todo lo que te mueres por saber
Cocinar todo lo que te mueres por saber

Acerca de tu horno

¡Sale humo del horno!

  •  ¿Te acaban de entregar tu horno nuevo? Las primeras veces que utilizas un electrodoméstico nuevo es normal que se libere humo. En el momento de la fabricación, el horno está recubierto por un producto antioxidación que se va quemando a medida que vas cocinando.
  • Te recomendamos que antes de usarlo por primera vez le quites todos los accesorios y lo calientes vacío durante 20 minutos. Acuérdate de ventilar la habitación para que salga el humo. También notarás que se desprende un olor raro, no pasa nada, es normal.
  •  ¿Tu horno no es nuevo? El humo viene de un alimento que se está calcinando. Comprueba la temperatura de cocción, puede que sea demasiado alta para el plato que estás cocinando. También es posible que los residuos de grasa incrustados en las paredes se quemen y provoquen el humo. En este último caso, te recomendamos una limpieza completa del horno.

¡El horno no se enciende y aparece el símbolo de un candado!

Muchos hornos vienen equipados con seguridad para los niños para evitar que esas pequeñas manos curiosas pongan en marcha el horno. Para desbloquearlo, la mayoría de los modelos te piden que aprietes una o dos teclas concretas durante unos segundos hasta que se apague el símbolo.

Te recomendamos que mires el manual de instrucciones para saber cuáles son las teclas en cuestión o que te pongas en contacto con el servicio técnico. Desde nuestro Servicio de Atención al Cliente también te podremos ayudar, llamando al 902 30 30 14.

¡He encendido el horno pero no calienta!

¿Has puesto el pollo a asar pero el horno no se calienta? Es posible que al hacer los ajustes, hayas activado sin querer el modo demostración de tu horno. Esta función está presente en todos los modelos pero normalmente se usa sólo en los modelos expuestos en las tiendas.

Este modo enseñar cómo funcionan los distintos programas del electrodoméstico sin activarlos realmente. Para desactivar este modo, te recomendamos que consultes el manual de instrucciones o que te pongas en contacto con el servicio técnico. Desde nuestro Servicio de Atención al Cliente también te podremos ayudar, llamando al 902 30 30 14.

¡No consigo ajustar la hora!

El ajuste del reloj del horno es la tarea aparentemente más sencilla y la que más nos cuesta. Cada modelo se maneja de manera diferente. Si tu manual de instrucciones no te lo aclara lo suficiente, no dudes en ponerte en contacto con en contacto con el servicio técnico. Desde nuestro Servicio de Atención al Cliente también te podremos ayudar, llamando al 902 30 30 14.

Acerca de tu vitrocerámica

Mi vitrocerámica se enciende y se apaga durante la cocción

Tranquilo, es un funcionamiento totalmente normal en los modelos de vitrocerámica más nuevos. Las encimeras vitrocerámicas regulan la temperatura, desconectándose durante unos segundos una vez que llegan a la temperatura adecuada.

No consigo que todos mis fuegos funcionen a pleno rendimiento

Es normal, es una medida de seguridad. La placa tiene un limitador térmico que impide el funcionamiento de todos los focos a pleno rendimiento a la vez.

¡Algunos de los focos de cocción no funcionan!

¿La placa derecha se calienta con normalidad pero la izquierda no se calienta en absoluto? Es posible que el cable de alimentación esté mal apretado o que la conexión no esté correcta. Te recomendamos que compruebes las conexiones de tu vitro y que llames el servicio técnico. Desde nuestro Servicio de Atención al Cliente también te podremos ayudar, llamando al 902 30 30 14.

Acerca de tu microondas

¡Salen chispas!

¿Por casualidad no habrás metido algún objeto metálico en el electrodoméstico como una bandeja de aluminio o un plato con el borde dorado? Te recomendamos que utilices solamente recipientes adaptados al microondas.

Las chispas también pueden deberse a un depósito de grasa en el interior. Te recomendamos que limpies el interior del microondas además de la bandeja y las ruedecitas que están debajo (lo que la hace girar) con una esponja y un limpiador especial para microondas.

¡El recipiente quema por fuera mientras que sigue templado por dentro!

Es fundamental utilizar un recipiente adaptado para la cocción en el microondas. Si no estás seguro de que sea así, puedes comprobarlo con un truco:

  •  Primero coloca un recipiente vacío en el microondas, al lado de un vaso de agua.
  •  Después, ponlo a calentar durante un minuto a potencia máxima.

Si el recipiente sigue frío, es compatible. Si el recipiente está caliente o muy caliente, te recomendamos que no lo utilices porque puede reventar el material si lo calientas demasiado.