Loading Posts...

¿Qué yogurtera comprar? Consejos y recomendaciones para 2018

Como elegir tu yogurtera
Como elegir tu yogurtera

Bueno, fácil y barato

¿Sabías que una persona consume de media 170 yogures al año? Si el precio medio son 40 céntimos por yogurt, el presupuesto anual de una familia de 4 personas se eleva a 272 euros. Una yogurtera permite no solo elaborar tus propios yogures sino también ahorrar unos 150 euros al año.

Es un dato importante ya que la preparación casera de un yogur es sencillísima. Un litro de leche entera, un yogurt natural, bates la mezcla, la repartes en botes y ya está todo listo para dar una vuelta en la yogurtera.

Capacidad

Adapta la capacidad de tu yogurtera al tamaño de tu familia y a tus costumbres. ¿Comes yogurt habitualmente? Según el modelo, puede variar de 4 a 12 botes de yogurt, que pueden contener de 140 a 165 ml en función de la marca.

Un dato que debes tener en cuenta: los yogures caseros se conservan durante una semana aproximadamente. Si no quieres quedarte corto de yogures, ten previsto un juego de botes de repuesto.

Programas

¿Quieres variar los sabores? Las yogurteras de última generación ofrecen distintos programas de cocción para elaborar no solo yogures sino también quesos blancos, cuajadas, e incluso postres de leche: flanes, dulces cremas de chocolate o caramelo, arroz con leche, tarta de yogurt… ¡Es ideal para disfrutar de tu compra al 100%!

Minutero

Algunas yogurteras te permiten programar el tiempo de cocción gracias a un minutero integrado. Una vez pasado este tiempo, una señal sonora te avisa. Los modelos dotados de parada automática detendrán el electrodoméstico sin que tengas que intervenir. Es ideal para lanzar una tanda de yogures por la noche sin que tengas que ocuparte de ellos y conseguir unos yogures perfectos, ni demasiado líquidos ni demasiado ácidos.

Accesorios para yogurtera: más posibilidades

Si tienes una yogurtera ya sabrás todos los beneficios que tiene este aparato y cómo ayuda en el día a día. Muchas de ellas permiten elaborar muchas recetas además de yogur como queso fresco o pasteles. Para elaborar estos productos es posible que los envases originales de la yogurtera no sean los idóneos y por eso existen accesorios que suplen estas carencias.

Es importante que cualquier accesorio que compremos para nuestra yogurtera sea totalmente compatible con nuestro aparato ya que una mala manipulación del mismo puede ocasionar daños irreparables. Por tanto, antes de comprar cualquier complemento asegúrate de la marca y modelo en los que puede funcionar.

Para la preparación de productos de mayor tamaño Tefal ha creado el tarro de un litro para su yogurtera Multidelices. Esta yogurtera permite 3 tipos de elaboraciones: yogur, queso freso y postres. Gracias a este recipiente la limitación de capacidad de los envases incluidos se ha acabado. El tarro de un litro es perfecto para preparaciones como pasteles o tartas. La gran ventaja de estas recetas es que se puede usar tanto para combinaciones dulces como saladas y con el tarro de un litro podemos dejar hecho un producto e ir consumiéndolo en varios días.

robot_postres_tefal_multidelice

Tefal también ha ideado unos recipientes con los que elaborar batidos y preparaciones lácteas líquidas. Aromatízalos con tu sabor favorito y crea nuevas preparaciones. Ideal para los peques de la casa (y para los no tan pequeños también, por supuesto).

No hay que olvidar que estas yogurteras permiten crear un producto natural y hecho en casa, con los beneficios que ello conlleva: control de los productos químicos utilizados (colorantes, conservantes, etc.) y un sabor único, todo ello a través de un proceso sencillo y que cualquier puede realizar en su propio hogar, sin conocimientos previos.

Cómo utilizar tu yogurtera

Los ingredientes necesarios

Para elaborar tus yogures, necesitarás:

  • 1 litro de leche*.
  • 1 yogurt natural (o fermento en polvo, que puedes encontrar en farmacias).
  • 2 o 3 cucharadas soperas de leche en polvo (opcional) para obtener yogures bien consistentes.
  • Frutas, azúcar, sirope (solamente si quieres hacer yogures aromatizados).
  • ¡Un batidor, una ensaladera, un cucharón y 5 minutos de tu tiempo!

*Lo mejor es hacerlos con leche entera o semidesnatada que no necesite cocción (leche UHT de larga conservación o en polvo). Las leches crudas deben llevarse a ebullición, enfriarse y colarse para eliminar los grumos. Es bueno saber que la leche entera da más suavidad y más sabor.

¿Cómo elaborar yogures naturales?

  • Bate el yogurt natural en una ensaladera.
  • Añade la leche poco a poco mientras sigues batiendo.
  • Reparte la mezcla en botes utilizando un cucharón.
  • Coloca los botes sin tapa en la yogurtera y ciérrala.
  • Pon en marcha la yogurtera. Programa unas diez horas. Para dar con el tiempo de calentamiento ideal, tendrás que hacer varios intentos.
  • Un punto de referencia: si los yogures te salen ácidos, se han calentado durante demasiado tiempo. Por el contrario, si no se cuecen lo suficiente te saldrán líquidos.
  • Una vez acabada la cocción (fermentación), podrás dejar enfriar los yogures al aire libre, poner las tapas en los botes y colocarlos en la nevera durante un mínimo de 4 horas. Al cabo de 24 horas de refrigeración, los yogures serán más consistentes. Una vez tapados y metidos en la nevera, tus yogures se conservarán perfectamente durante 10 días.
  • Para que la espera se haga más corta, puedes preparar los yogures por la noche. La cocción se hará mientras duermes. Sólo tendrás que taparlos y ponerlos a enfriar a la mañana siguiente.
  • Puedes preparar tus yogures partiendo de un yogurt que tú mismo hayas elaborado. De todas formas, no utilices más de diez veces un yogurt de elaboración propia, el producto ya no estará tan bueno.
  • Para obtener unos yogures perfectos, no interrumpas el proceso de fermentación: no muevas la yogurtera mientras está funcionando, aléjala de cualquier vibración y no abras la tapa durante la cocción.

El yogurt casero puede variar hacia una multitud de recetas para todos los gustos: con leche entera o desnatada, sobre un lecho de mermelada o de frutas variadas, etc. Todo lo que se te ocurra está permitido: de caramelo, de chocolate, en versión salada con finas hierbas o especias… La yogurtera es un buen medio para dejar vía libre a tu creatividad. ¿Te falta imaginación? ¡Puedes encontrar numerosas y deliciosas ideas en los libros de recetas de yogures!

 

Lo que tú opinas del yogurt casero

¡Demasiado fácil!

Sois muchos los que habéis recalcado la facilidad y la rapidez con la que se prepara un yogurt gracias a la yogurtera. Y es cierto, para elaborar 7 u 8 yogures naturales, hacen falta solamente 5 minutos. Una vez rellenos, sólo hay que colocar los botes en la yogurtera durante unas diez horas. La máquina se ocupa de todo, no necesitas hacer nada más. Pasado el tiempo de cocción (fermentación), sólo tienes que poner los yogures en el frigorífico durante un mínimo 4 horas. ¡Dificultad cero!

“No hay nada más sencillo, cualquiera puede hacerlo. ¡Basta con saber agitar un yogurt! Puedes encontrar los ingredientes básicos en cualquier sitio. Para la preparación, basta con unos minutos. Es tan rápido que lo hago a menudo entre semana, mientras hago la cena. Pueden estar fermentando toda la noche. Sólo hay que meterlos a la nevera a la mañana siguiente, antes de ir a la oficina”. Lisa P.

“Los yogures caseros se preparan de la manera más sencilla posible partiendo de un yogurt natural comprado en la tienda y de leche entera. Agito bien el yogurt de base y voy incorporando la leche entera. Relleno los botes y conecto la yogurtera. En cuanto que los yogures están listos, los meto a la nevera. Se pueden saborear tal cual o con azúcar, miel, mermelada. Son excelentes”. Genoveva P.

Barato

El yogurt es sin lugar a dudas el postre preferido de los españoles. Como muestra, una persona consume 170 botes de media cada año. Si hacemos el cálculo para una familia de 4 personas*, esto corresponde a un presupuesto de 136 euros, para yogures naturales de marca y a precios elevados.

¿La yogurtera ayuda a ahorrar? Sí: como mínimo 50 céntimos por hornada de 8 yogures*. Al final del año, esto supone al menos  unos 40 euros de ahorro (es decir el precio medio de una yogurtera).

*Sobre una base de 0,20 euros por 1 yogurt natural (es decir 1,60 euros el pack de 8) + 0,90 euros por 1 litro de leche entera.

“¡Tengo 7 yogures por el precio de un litro de leche! Además, son más grandes y mucho mejores”. Felipe T.

“¡Añadir una pequeña cucharada de mermelada en el fondo del yogurt en el momento de prepararlo le da un poco más de sabor por un precio un poco menor!”, Guy R.

“¡Elaborar tus propios yogures es genial! Nos permite hacerlos con leche de cabra (que es más barato), con leche de vaca, bio, no bio, semidesnatada, desnatada…¡En resumen, para todos los gustos, a un precio mínimo!”,  Mónica C.

Por unanimidad, mencionáis el buen sabor y la calidad de los yogures caseros. Cremoso y firme, se puede emplear en un sinfín de recetas, para todos los gustos: con leche entera o desnatada, sobre una capa de mermelada o con distintas frutas, etc. Todas las ideas están permitidas: de caramelo o de chocolate, en versión salda con hierbas o especias…

La yogurtera es un buen medio para dejar vía libre a la creatividad. ¿Te falta imaginación? ¡Puedes encontrar numerosas y deliciosas ideas en los libros de recetas de yogurt!

“Los yogures caseros son realmente excelentes, muy suaves y cremosos”. Gracia L.

“Conseguimos unos yogures de una firmeza comparable a los de tienda”. Alberto P.

“¿Los yogures hechos en casa? ¡Simplemente geniales! Se preparan en un momento. Son todos naturales, para que cada uno los complemente con mermelada, fruta fresca o sirope. Pero también en versión salada con cebolleta, perejil, etc. ¡Qué rico!”, Jacqueline B.

“Un sabor estupendo y sin aditivos. Con la fruta del jardín, hacemos incluso helados de yogurt maravillosos”. Juan B.