Loading Posts...

¿Cómo quitas las manchas difíciles de la ropa?

Como quitas las manchas dificiles de la ropa
Como quitas las manchas dificiles de la ropa

Cómo no todas las manchas salen al primer lavado, utiliza pequeños trucos para que no quede ni rastro de suciedad en tus prendas. Hasta el tejido más delicado puede quedar impecable tras tener mancharse con una sustancia difícil.

  •  Unta la mancha para que no se incruste.
  • Remedios caseros para manchas difíciles. No necesitas un potente antimanchas de los que cuestan un ojo de la cara en el supermercado. Las manchas de pegamento salen mejor si les untas un poco de quitaesmalte antes de meterlas en la lavadora. Usa también este producto para manchas de rotulador que lleven tiempo en la ropa.
  • Las manchas de alquitrán se ablandan untándoles mantequilla y frotando suavemente para quitar los restos más duro. Puedes usar también un spray específico por si acaso. Una vez hayas hecho esto, méte la ropa en la lavadora como si nada.
  •  Mete la ropa en agua con jabón antes de echarla a la lavadora.
  • Si tienes las prendas unas dos horas en agua templada, evitarás que se incruste la suciedad y que salga la ropa con cercos o restos de manchas. Este truco es ideal para la ropa de los más pequeños, cuando les ha dado por jugar con la papilla y te han puesto todo perdido. También puedes usar este truco cuando tus prendas se manchen con desodorante, aunque cada vez son más los productos de higiene con tratamiento antimanchas para no ensuciar la ropa.
  • En agua templada también es conveniente para manchas de chocolate, nata, leche, helado, mostaza, mayonesa… Suelen ser de las más difíciles pero dejándolas en remojo, no costará nada quitarlas.
  • También es común en los niños pintarse la ropa de boli o rotulador. En este caso, si la mancha es reciente, conviene remojar las prendas en agua fría con jabón. Déjalas por la noche y por la mañana ya podrás meterlas en la lavadora.
  • Algo parecido puedes hacer con las manchas de cerveza. En vez de dejarla en remojo, frota la zona con agua y vinagre (4 partes agua/1 parte vinagre). Después, métela en la lavadora y saldrá como nueva.
  •  Dejar secar antes de lavar.
  • Aunque no es recomendable dejar secar las manchas, hay sustancias que sí tienen que hacerlo. Es el caso del barro. Una vez seco, puedes sacudir los restos, que caerán solos. Lo que se quede incrustado en la prenda, trátalo con jabón y mételo en la lavadora a la mayor temperatura posible.
  •  Pon hielo a tu ropa.
  • Otra mancha común, sobre todo en niños, es el chicle. Esta odiada mancha es más fácil de tratar de lo que parece. Ponle hielo a la mancha o deja la prenda en el congelador para que se endurezca. Quita los restos de chicle que se puedan, échale un quitamanchas y mete la ropa a la lavadora.
  •  Planchar antes de lavar.
  • ¿Os habéis manchado con las velas aromáticas del salón? No hay problema, quita todos los restos de cera que puedas. Pon papel absorbente por encima y por debajo de la prenda, en la zona manchada, dale la vuelta, en la medida de lo posible, y plancha la mancha con cuidado. Ya puedes meter la ropa tranquilamente a la lavadora.