Loading Posts...

Consejos sobre los frigoríficos combi

El frigorífico más habitual que se suele tener hoy en día es el Características de los frigoríficos combi. No hay nada más insoportable que la electricidad en el pelo. Los cepillos con tecnología iónica dejan libre iones negativos que no solo descargan la electricidad estática del cabello sino que también evitan que se seque y refuerzan la efectividad de los cuidados capilares. El resultado es un alisado simple y un cabello maleable y brillante.

Características de los frigoríficos

Entre los frigoríficos combi resaltan los que tienen la tecnología no frost. Son frigoríficos con la cualidad de no crear escarcha y en inicio, no requieren esas “paradas técnicas” cada tres meses firmes en desenchufar, sacar todos los comestibles, descongelar, rascar y volver a enchufar que tantas ocasiones vimos llevar a cabo en el hogar.

Conviene tomar en cuenta al adquirir un frigorífico combi con tecnología no frost:

  • Su aptitud de alojamiento global y la del frigorífico y del congelador (para que encaje con nuestras necesidades), siempre expresada en litros.
  • Sus dimensiones, para que se ajuste a nuestra cocina sin inconvenientes (pueden llegar a medir hasta 200 cm de altura)
  • La eficiencia energética, siempre aconsejable con clase A ó A+, que son los que menos consumen y más energía ahorran.

Cómo instalar tu frigorífico combi

Clase energética y lugar de instalación

Tu frigorífico combi está pensado para funcionar de forma óptima a cierta temperatura, es decir, tiene una clase climática específica. Está indicada en la placa informativa ubicada en el interior del congelador.

  • Subtemplado (ST): el frigo combi enfría a la perfección en una habitación cuya temperatura oscila entre los 10ºC y 32ºC.
  • Templado (CT): tu electrodoméstico funciona perfectamente en una habitación cuya temperatura oscila entre 16º y 32ºC.
  • Subtropical (ST): funciona correctamente cuando la temperatura ambiente oscila entre los 18º y los 38ºC.
  • Tropical (T): tu frigorífico se puede instalar en una habitación cuya temperatura varíe entre los 18º y los 43ºC.

Si excedes estas temperaturas, las prestaciones de tu frigorífico combi disminuyen: el poder de refrigeración del electrodoméstico disminuye, afectando de esta manera a la conservación de los alimentos.

Ventilación

Tu congelador necesita respirar, por tanto deja un espacio de 4 o 5 cm a su alrededor. No obstruyas la puerta del del electrodoméstico para que se pueda abrir correctamente.

Ten en cuenta que tu instalación eléctrica debe estar conforme a la normativa. Para asegurarte, compara los datos de conexión (tensión, frecuencia, etc.) que figuran sobre la placa informativa de tu frigorífico con las de la red eléctrica de tu hogar.

En caso de que no coincidan: las conexiones eléctricas debe realizarlas un técnico cualificado conforme a las instrucciones del constructor y a la normativa en vigor en materia de seguridad.

Conecta siempre tu frigorífico a una toma de tierra. Es recomendable no usar ni alargadores ni regletas. Asegúrate de que la toma de electricidad y el cable eléctrico son de fácil acceso. Además, el cable no debe estar ni doblado ni aplastado por el electrodoméstico para que no se estropee.

Nivelado

Tu frigorífico combi debe estar nivelado y en una posición estable. Si el suelo no es perfectamente horizontal, ajusta la altura de las patas del electrodoméstico de forma que quede bien equilibrado.

Truco: para evitar posibles molestias sonoras, puedes fijar unos patines antivibradores en las patas del electrodoméstico.

Limpieza

Antes de guardar tus alimentos en el frigorífico combi, retira todos los elementos de seguridad para el transporte que lleva en el interior (plásticos, embalajes de las baldas, etc.). Limpia bien el interior del electrodoméstico y sus accesorios con agua tibia y jabón. Sécalos cuidadosamente con un paño suave y colócalos de nuevo en el interior de la nevera.

Puesta en marcha

Ajusta el termostato en posición intermedia. Carga el frigorífico con algunas botellas llenas. Su presencia favorecerá la bajada de temperatura. Una vez que llegue a la temperatura adecuada, llena el electrodoméstico y ajusta el termostato.

Cómo hacer un buen uso de tu frigorífico combi

Tu frigorífico combi garantiza que tus alimentos se mantienen frescos. Para consumirlos con total tranquilidad, es importante que elijas la temperatura correcta de conservación. En la zona de refrigeración, asegúrate de que el piloto de frío, colocado en el lugar más frío de tu electrodoméstico, te indica que está a la temperatura deseada – comprendida entre los 0 y los 4ºC. Para la zona del congelador, asegúrate que los productos se mantienen a una temperatura alrededor de los -18ºC. Es el valor más óptimo para asegurar la conservación de todos los productos congelados.

Leer antes de almacenar

Las etiquetas de los productos alimenticios te dan todas las indicaciones para conservarlos bien:

  • ¿Necesitan frío?
  • ¿Cuáles son las recomendaciones para una conservación óptima (duración, temperatura, etc.)?
  • ¿Cuál es la fecha límite para consumir los productos frescos que no han sido abiertos o para los productos congelados (consumir antes del, consumir preferentemente antes del)?

Truco: para que no te caduquen los productos, guárdalos por orden de consumo… los prioritarios delante en la balda.

Hacer un buen uso de la zona fría

Existen distintas zonas de temperatura en el frigorífico debido a la circulación natural del aire en su interior. La zona más fría está ubicada en la parte inferior del frigorífico, justo encima del cajón de las verduras. Coloca tus productos en la zona más adecuada para sus exigencias de conservación. Por ejemplo:

  • La balda de abajo para la carne y pescado crudo, embutidos, preparados a base de huevo o de nata, productos frescos y leche.
  • El cajón de las verduras contiene verduras y frutas frescas además de queso.
  • Las baldas de la parte superior son para los platos cocinados, yogures y otros productos lácteos.
  • En la puerta, las baldas te guían (huevos, mantequilla, condimentos y salsas en bote, bebidas, etc.).

Truco: para los productos que se venden por packs, retira el envoltorio, ya que este hace de barrera contra el frío. Además, no cargues mucho el frigorífico para que el aire circule entre los alimentos.

Almacenado en el congelador

Para almacenar alimentos en el congelador, son especialmente útiles las bolsas de congelación o de recipientes de plástico adaptados. Este tipo de envoltura es hermética y protege tus alimentos, evitando que se sequen y pierdan vitaminas aún estando congelados.

Consejo práctico: recuerda apuntar en la bolsa alguna información prácticas sobre el producto, como su fecha de congelación, la cantidad empaquetada o incluso lo que es, ¡por si acaso!

Cuidado: no introduzcas productos calientes en el congelador para conservar los productos ya almacenados. No congeles nunca un producto previamente descongelado, corres el riesgo de afectar a su sabor, sus propiedades nutritivas e incluso su frescura.

Truco: para congelar grandes cantidades de un alimento, repártelo en varios paquetes. De esta manera, la congelación será de mejor calidad, más rápida y se descongelará antes.

Nuestros consejos para ahorrar energía

Has elegido un frigorífico combi de clase energética A, ahorrador y respetuoso con el medio ambiente. Solo necesitas unos sencillos pasos para cumplir con este propósito. Ten en cuenta que una buena instalación y un buen mantenimiento limitan el consumo de energía de tu frigorífico combi. Conserva el frío interno del electrodoméstico:

  • Deja que se enfríen los platos cocinados antes de meterlos en el frigorífico.
  • Cierra rápidamente las puertas de la nevera para no perder frío.
  • Comprueba que se cierra bien herméticamente cerrando la puerta con una hoja de papel (si tiras de ella y sale con facilidad, debes cambiar la junta del frigorífico).

Trata bien tu frigorífico para que te dure más tiempo:

  • Colócalo en un entorno seco y ventilado, lejos de fuentes de calor.
  • Evita cualquier riesgo de recalentamiento respetando una distancia de 5 cm hasta la pared.
  • ¿Eres previsor? Cuando descongeles un producto, colócalo en el frigorífico (contribuye a que se enfríe el frigorífico y no necesitas utilizar el microondas).
  • ¿Tu electrodoméstico no dispone del sistema de frío ventilado? ¡Retira regularmente la escarcha de tu congelador!

Cómo cuidar tu frigorífico combi

Para mantener una buena higiene de tu frigorífico es conveniente que lo limpies a fondo al menos una vez al mes (con un mantenimiento regular una vez a la semana). Durante la limpieza, no quites la placa pegada en el interior del electrodoméstico, la necesitarás.

Descongelado

No es necesario descongelar la parte del frigorífico ya que tu electrodoméstico elimina automáticamente la escarcha. Sin embargo, debes vigilar que el agua que se desprende de la escarcha escurra sin problemas por el orificio y el conducto de evacuación. Mantenlos siempre limpios para que no se atasquen.

Limpieza

  • Desconecta el electrodoméstico.
  • Saca todos los alimentos del frigorífico y deposítalos en un lugar fresco.
  • Retira todas las piezas desmontables (baldas, cajones) para lavarlos por separado.
  • Limpia el interior de tu nevera con una esponja y un limpiador específico (evita la lejía) empezando por arriba.
  • Aclara con agua limpia.
  • Seca las superficies, los cajones y las baldas con un paño limpio.
  •  Vuelve a colocar en el frigorífico los elementos desmontables limpios.
  • Ya puedes volver a poner en marcha el frigorífico.

Descongelado

Descongela el congelador con regularidad, como muy tarde cuando la capa de escarcha haya llegado a los 3 mm de espesor. Es preferible realizar esta operación cuando el electrodoméstico esté vacío o poco cargado. Para conservar tus productos congelados durante las labores de mantenimiento de la zona de congelación, colócalos en un lugar lo más fresco posible.

Para descongelar:

  • Desconecta el electrodoméstico.
  • Ablanda el hielo pasando por encima una esponja impregnada en agua caliente, esto permite despegar la escarcha al instante y con facilidad con ayuda de una espátula.

Limpieza

  • Pasa una esponja por el agua de la escarcha.
  • Limpia el interior del electrodoméstico con una esponja y un detergente específico.
  • Aclara con agua limpia.
  • Seca con un paño limpio.
  • Puedes volver a poner en marcha el congelador y colocar dentro los alimentos.

Para conservar tus alimentos en un entorno sano, te damos unas buenos hábitos que podrías tomar:

  • Retira el envoltorio de los productos.
  • Protege tus platos con papel de aluminio por ejemplo.
  • Deshazte de los alimentos que hayan sobrepasado la fecha tope de conservación.

Estructura del electrodoméstico

Limpia las paredes exteriores de tu frigorífico combi con agua y detergente líquido. También puedes utilizar tu líquido limpiacristales. Evita los productos abrasivos que podrían dañar la superficie de tu electrodoméstico.

Ventilación

Para que tu frigorífico combi funcione bien, quita el polvo de la rejilla metálica trasera del electrodoméstico dos veces al año. ¡Actúa con delicadeza, esta zona es frágil!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.