Loading Posts...

¿Qué sartén comprar? Consejos y recomendaciones para 2018

Como elegir tu sarten
Como elegir tu sarten

Como elegir tu sarten

Sartén, crepera…

La sartén es un elemento indispensable, suele ser redonda, con pequeños bordes y un mango largo, fácil de conservar gracias a su revestimiento antiadherente. Es ideal para saltear verduras, freír una tortilla o un filete, y la hay en distintos formatos (diámetro, altura de los bordes, etc.) y distintos materiales (chapa, hierro, aluminio…) para adaptarse a cada tipo de cocción. ¡Sartén, grill, crepera, una sartén para cada uso!

  • Sartén para freír: con bordes bajos, es la sartén polivalente por excelencia. Dorar unas patatas al vapor, freír un huevo, preparar una salsa, también es ideal para freír pescado o un filete empanado.
  • Sartén para saltear: gracias a un borde relativamente alto y vertical (o ligeramente acampanado), la sartén para saltear es ideal para remover con facilidad grandes cantidades. Esta especie de cazo grande y bajo está especialmente adaptado para cocer rápidamente y de forma homogénea tus platos en salsa.
  • Sartén grill: es de hierro, puede ser cuadrada o rectangular y permite cocinar y asar filetes o escalopes sin necesidad de añadir materias grasas e incluso tus filetes de pescado sin deshacerlos. Su fondo estriado permite caramelizar la carne y reduce la superficie de adherencia para que los alimentos no se peguen en exceso. Algunos modelos disponen incluso de una boquilla para tirar con facilidad los restos de la cocción. Su formato compacto hace de esta sartén una excelente alternativa al grill eléctrico si te falta espacio.
  • Crepera: especialmente concebida para cocinar crepes, su forma es ultra plana, casi sin borde, y lleva un revestimiento antiadherente que permite deslizar y dar la vuelta a las crepes sin dificultad.

Para que una sartén funcione en una vitrocerámica de inducción, debe contener un metal magnético. Los modelos compatibles con la inducción suelen ser de hierro, inoxidable o colado. El cobre o el aluminio no son adecuados. Las sartenes compatibles con la inducción se caracterizan por tener un fondo bastante espeso, resistente a las diferencias de temperatura.

Toma nota: este tipo de sartén es imprescindible para usarla con inducción, pero nada te impide que la uses con otra fuente de calor (gas o eléctrica).

¡Mango móvil para guardarla con facilidad!

Algunas sartenes disponen de mangos plegables. Son muy prácticas para terminar un plato en el horno y además se guardan con más facilidad.