Loading Posts...

Depilación duradera o semidefinitiva

Depilación duradera o semi-duradera
Depilación duradera o semi-duradera

Sin dolor y durante mucho tiempo

Estos nuevos aparatos utilizan el principio de la luz pulsada intensa (IPL), que ya se utilizaba en algunos centros de estética. Esta tecnología emplea la melanina (pigmento) del folículo piloso. La melanina absorbe la energía luminosa e inhibe temporalmente el crecimiento del pelo. La luz pulsada es proyectada como un flash sobre la superficie que se va a depilar.

Si se utiliza de forma correcta, este tipo de depilación reduce el vello de manera duradera. Desde los primeros tratamientos se ven avances significativos: el vello es menos denso, más fino, a veces incluso más claro. Si se utiliza regularmente, esta técnica retrasa el crecimiento del vello hasta 12 semanas.

¿Cómo funciona?

En las primeras sesiones es necesario rasurar la zona que se va a depilar antes de “flashearla” con la depiladora. Para ello, coloca la ventana de aplicación de la depiladora en contacto con tu piel. Aprieta el botón de disparo, desplaza el aparato y dispara de nuevo hasta que hayas cubierto la zona entera.

Para obtener unos resultados convincentes, necesitas un poco de paciencia al principio. Tendrás que esperar unas 4 sesiones con 15 días de intervalo para observar resultados óptimos de que el vello no vuelve a crecer.

Una vez que pases esta “fase de ataque”, bastará con una sesión de vez en cuando (aproximadamente cada 15 días o cada mes) para evitar que el vello crezca.

¿Quién puede utilizarla?

¡Tanto hombres como mujeres! Este tipo de tratamiento es especialmente eficaz sobre el vello moreno, castaño y rubio oscuro, pero no es adecuado para las personas que tienen el vello claro: pelirrojo, gris o rubio. Por desgracia, para el vello gris o blanco ya es tarde.

Esta tecnología no es adecuada para cualquier tipo de piel. No se puede utilizar esta técnica sobre los tipos de piel 5 y 6 ya que la piel oscura absorberá el flash luminoso y no llegará ninguna intensidad al pelo.

¿Qué partes del cuerpo podemos depilar con este método?

Piernas enteras, axilas, ingles para las mujeres, hombros para los hombres… Todas las zonas del cuerpo que se depilan habitualmente pueden ser tratadas gracias a la técnica de la luz pulsada. Basta con evitar las partes sensibles de las ingles (mucosas).

Si deseas utilizar esta técnica para depilar el vello de la cara, elige un modelo específicamente diseñado para este uso, dotado con un accesorio más preciso. Este cabezal desmontable con filtro UV permite utilizar el aparato sobre la cara con total seguridad.

Debes tener en cuenta una serie de precauciones a la hora de usarla:

  • Se desaconseja su uso sobre cicatrices recientes, manchas de nacimiento, pecas, lunares, tatuajes y varices.
  • Se desaconseja su uso dentro de las 48 horas siguientes a haber tomado el sol. En caso de duda, consulta con tu médico.
  • No es recomendable que la utilicen las mujeres embarazadas y las personas que sufran de ciertas patologías dermatológicas.

Para elegir

  • Las depiladoras recargables no tienen cable. Ganas en movilidad.
  • Si el aparato funciona con electricidad, lo tendrás disponible en cualquier momento. ¡No necesitas esperar a que se recargue!
  • El tamaño del flash es importante. Cuanto más grande es, más rápidamente podrás tratar una zona. Va desde los 2,2 cm2 hasta los 5,1 cm2.
  • Ya existen aparatos específicamente dedicados a los hombres. La Lumea for men lleva una afeitadora para que puedan efectuar un afeitado previo antes de usarla sobre el torso, el vientre, las piernas, las axilas, la espalda y la zona púbica.
  • Para depilar el vello de la cara, existe una solución: elegir un aparato dotado de un accesorio específico. La Lumea Precisión dispone de un cabezal desmontable para que puedas utilizar el aparato con total seguridad.