Loading Posts...

Filtro HEPA. Funcionamiento, consejos y mantenimiento

Que es un filtro HEPA
Que es un filtro HEPA

El filtro HEPA es un tipo de filtro que llevan algunos modelos de aspiradoras para garantizar la eficacia del aspirado de forma que las partículas de polvo no vuelvan al ambiente de la casa.

Están hechos de una malla de fibra de vidrio y hay que tener en cuenta los diferente diámetros, el espesor del propio filtro y la velocidad de las partículas.

Las partículas quedan retenidas en los filtros HEPA cuando se quedan adheridas al rozarse o cuando son demasiado grandes y no pueden atravesar el filtro. De esta forma, hasta las partículas más pequeñas se quedan atrapadas en la malla,impidiendo que puedan volver a salir al exterior.

El filtro HEPA se puede encontrar en los tipos de aspiradoras de trineo, tanto con bolsa como sin bolsa, en las aspiradoras de escoba e incluso en los robots aspiradores.

Es muy recomendable comprar aspiradoras con este tipo de filtro si en casa hay personas alérgicas o con problemas respiratorios, ya que ofrecen más limpieza a la hora de pasar la aspiradora.

Los filtros HEPA son los grandes responsable de la limpieza de nuestros aspiradores.

¿Cómo evitamos el polvo del exterior?:

  • Ventila al menos 10 minutos al día.
  • Limpia el aire con plantas descontaminantes.
  • Limita las alfombras, moquetas y cortinas que acumulan y retienen el polvo.
  • Limpia, pasa el aspirador, y no olvides cambiar habitualmente las bolsas y limpiar los filtros.

Hablando de aspirador… ¿Piensas que aspira todo lo que encuentra a su paso? Es su función, y aunque traga y retiene mucha suciedad, también suelta una parte en la habitación. Si, si: todas las pequeñas partículas que el aspirador no ha sido capaz de filtrar vuelven al aire. ¡Y para los más sensibles es importante! ¿Es una fatalidad? ¿Todos los aspiradores remueven el polvo? ¡Afortunadamente NO! Gracias a un buen sistema de filtrado y un aislamiento reforzado, algunos modelos toman ventaja.

Norma HEPA: una garantía de eficacia

Ya que vas a pasar el aspirador, por lo menos hazlo bien y filtra al máximo el aire que aspiras para eliminar las partículas alérgenas (polen, ácaros, bacterias, moho, etc.) Para ello, hay una referencia de garantía por una norma europea: el filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air). Es el tipo de filtro que se utiliza en los hospitales. Su eficacia permite limpiar el aire porque elimina las partículas más finas (del tamaño del micron). Los más eficaces (HEPA H13 o H14) no sueltan más que unas decenas de partículas por litro de aire…¡Es decir, un aire más puro que el del Polo Norte!

¿Tu aspirador dispone de un filtro HEPA? Enhorabuena. No olvides lavarlo y/o cambiarlo con regularidad ( 1 ó 2 veces al año según la frecuencia con la que lo uses) para que mantenga toda su eficacia.

Algunos números a granel:

  • Puede haber unas 100.000 motas de polvo en una casa.
  • En tan solo 100 g de polvo encontramos 1 millón de células bacterianas, 10 millones de partículas de moho, decenas de miles de polillas (y todo lo que ellas expulsan).
  • 1 de cada 4 personas tiene alergia al polvo y a los ácaros.
  • 1 persona puede convertirse en alérgica a cualquier edad.
  • Los aspiradores dotados de un filtro HEPA son capaces de guardar hasta un 99,97% de partículas.

¿Cómo limpio los filtros de mi aspiradora?

El filtro del aspirador es una de las partes más sufridas de este pequeño electrodoméstico. Te damos unos consejos para mantenerlo siempre limpio y evitar averías de tu aparato:

  1. El filtro del motor está colocado entre la bolsa y el motor. Protege de las partículas de polvo y puede ser de gomaespuma (lavable y muy resistente) o de fibra de papel (más higiénico y menos complicado de utilizar). Debes cambiarlo cada cinco bolsas, aproximadamente.
  2. El filtro de salida del aire está colocado entre las rejillas de salida de aire del aspirador. Esta pieza filtra el aire que vuelve a salir al exterior y retiene las partículas más finas. Es aconsejable cambiarlo cada cinco bolsas, aproximadamente.
  3. El filtro HEPA se debe cambiar si es desechable o limpiarlo si es lavable. Si es lavable, elimina el polvo dando toquecitos y en caso de necesidad, lávalo con aguan templada y escúrrelo con un paño seco. A veces se puede incluso meter en la lavadora. Déjalo secar por completo antes de volver a colocarlo. Si es desechable  consulta el manual de instrucciones para comprobar las recomendaciones del fabricante en cuanto a la regularidad del cambio del filtro HEPA.

Show one comment

enero 15, 2018
0

Ala esponja lavo bien pero es imposibl limpiar el de plasti por ser desarmable

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.