Loading Posts...

Horno eléctrico, Tipos y diferencias

Que es un horno
Que es un horno

Un horno es un electrodoméstico que genera calor y lo conserva en un compartimento cerrado que se usa para cocinar, calentar o secar alimentos.

Tipos de hornos

Los hornos se pueden clasificar de muchas formas. Según el tipo de combustible que se use para generar el calor que necesitan los hornos para funcionar, podemos hablar de varios tipos de hornos:

  •  hornos de combustión (leña, gas u otro combustible),
  •  hornos por radiación (luz solar),
  •  hornos eléctricos (se alimentan de electricidad para funcionar).

El horno convencional de siempre, con el estilo de vida que llevamos de ajetreo y prisas, se está viendo arrinconado por el horno microondas o microondas a secas (calienta los alimentos por medio de ondas electromagnéticas) y los hornos de convección (microondas con un ventilador en la pared del fondo que hace circular aire caliente alrededor de los alimentos distribuyendo uniformemente el calor con lo que se cocinan a temperaturas más bajas y en menos tiempo).

Qué es un horno eléctrico

Un horno es un electrodoméstico que genera calor y lo conserva en un compartimento cerrado que se usa para cocinar, calentar o secar alimentos.

Un horno eléctrico calienta y cocina alimentos gracias a resistencias eléctricas (en algunos casos, mediante un ventilador que mueve el aire caliente). Una de las partes más interesantes del horno eléctrico es el termostato, un dispositivo que nos permite regular los grados de temperatura necesarios cocinar nuestros platos favoritos.

El horno eléctrico es hoy en día un electrodoméstico que ha desbancado a los hornos de gas y a los hornos de leña ya que es más cómodo de usar e incorpora sistemas de programación muy útiles, fiables y versátiles. A su vez, el horno eléctrico también se está viendo desplazado por los hornos microondas o microondas, también eléctricos, y que calientan los alimentos por medio de ondas electromagnéticas.

Entre los inconvenientes de los hornos eléctricos (que pueden ser de varios tipos) están su precio elevado y el consumo de energía.

Tipos de hornos eléctricos en venta en el mercado

Un horno eléctrico es un electrodoméstico que genera calor y lo conserva en un compartimento cerrado (cavidad) que se usa para cocinar, calentar o secar alimentos, por medio de electricidad.

Los hornos eléctricos se pueden clasificar de varias maneras que aquí te contamos, empezando por las más prácticas para ti:

Hornos eléctricos según su emplazamiento

Según el lugar donde vayan a ser emplazados, hablamos de:

  •  hornos encastrables: se encastran o “empotran” definitivamente en nuestra cocina, en el hueco previsto, y por tanto debemos estar muy atentos a la información sobre sus medidas tanto exteriores como del hueco) y
  •  hornos portátiles: su tamaño es inferior al de un horno encastrable, y no van encastrados sino que se pueden instalar donde nos plazca. Al ser menores, su potencia también es menor y la cocina que nos proporcionan, menos exigente, pero seguro que para el día a día, nos hacen el apaño perfectamente.

Hornos eléctricos según su limpieza

A nadie se le escapa que la tarea más tediosa del uso del horno (la que más pereza nos da) es la de su limpieza. Desde hace tiempo, los fabricantes ofrecen soluciones tecnológicas que nos facilitan mucho más la tarea de la limpieza, haciéndonos más agradable cocinar al horno). Hablamos de dos grandes grupos de hornos:

  •  Hornos pirolíticos (con limpieza pirolítica, es decir “destrucción mediante calor”): estos hornos tienen esta función (también llamada pirólisis o pyrolysis) que permite recurrir al propio calor del horno para autolimpiarse.
  • Al accionar la función pirolítica el horno se pone a muy altas temperaturas (hasta 500 grados, durante una o dos horas), eliminando por calcinación todo tipo de restos de lo cocinado (aceites, grasas, azúcares, etc.). Una vez terminada la función y bajada la temperatura del horno (antes lo normal es que no te deje abrir la puerta), basta con pasar un trapo húmedo o un cepillito para retirar con toda facilidad la fina capa de cenizas blancas generadas tras la limpieza.
  •  Hornos catalíticos (con limpieza catalítica): los hornos catalíticos eliminan los restos de grasas del horno (ojo, no eliminan los azúcares) mediante oxidación una vez superada la temperatura de 200 grados y, a diferencia de los hornos pirolíticos, su limpieza se hace sobre la marcha, durante su uso (y a menor temperatura, es decir, con menos coste).

Hornos según la apertura de su puerta

Hay hornos con:

  •  Apertura convencional (los de toda la vida, en los que la puerta se abre hacia abajo), con
  •  Carro extraíble (la puerta sale junto con la bandeja en sentido recto, o con
  • Horno de carro extraíble
  •  Apertura lateral en un sólo sentido.
  • Horno de apertura lateral

Según el tipo de sofisticación

Dependiendo del uso más casero o muy profesional que le queramos dar, hay hornos convencionales (los de toda la vida), hornos multifunción (nos ofrecen entre 5 y 10 funciones diferentes de la combinación de las resistencias, el grill y el ventilador), y hornos a vapor.

Detalle de un horno a vapor

Los hornos a vapor merecen una mención especial ya que, aunque no son los más demandados por los usuarios de a pie, ofrecen una alimentación sana, mantienen al máximo las propiedades nutricionales de los alimentos (el sabor, color y el aroma más natural), consiguiendo un resultado más profesional, un aspecto más atractivo y una digestión más fácil de los alimentos.

Según el tipo de funcionalidad

Según su funcionalidad, hay hornos independientes (sea cual sea su tipo) y algunos fabricantes como Candy nos ofrecen prácticos dúos horno y lavavajillas y tríos(combinación de vitro, lavavajillas y horno).

Qué es un horno catalítico

Un horno es un electrodoméstico que genera calor y lo conserva en un compartimento cerrado que se usa para cocinar, calentar o secar alimentos.

Un horno catalítico (con autolimpieza catalítica) es un horno eléctrico que utiliza el calor una vez en funcionamiento para proceder a la oxidación de todos los restos de grasas y salsas de sus paredes. Los hornos catalíticos suelen estar fabricados con material catalítico que absorbe la suciedad y la grasa manteniendo la higiene. Este recubrimiento de sus paredes laterales facilita su limpieza.

Cómo funcionan

Las paredes de los hornos catalíticos son rugosas y ásperas. De esta manera absorben mejor la suciedad. Los restos de condimentos y similares adheridos al esmalte se eliminan con ayuda de cepillo de cerdas suaves o un paño seco. En ningún caso deben emplearse productos limpiadores.

Ventajas e inconvenientes

  •  Entre las ventajas de los hornos catalíticos destaca la no necesidad de temperaturas demasiado elevadas (les basta con las temperaturas habituales de funcionamiento) y que, por tanto, el coste de la limpieza no es elevado (ya que es el mismo del funcionamiento normal).
  •  Entre los inconvenientes de los hornos catalíticos está el hecho de que no suelen combatir eficazmente los restos de azúcares, los cuales habrá que combatirlos con desengrasantes y limpiadores de hornos.

¿Horno pirolítico o catalítico?

No hay un ganador claro, el horno catalítico suele hacer la limpieza sobre la marcha, es decir, mientras se está cocinando, suelen ser algo más baratos que los hornos pirolíticos, y además lo puede lograr con temperaturas más bajas, las normales de funcionamiento de un horno (unos 200 grados centígrados).

Sin embargo, los hornos de limpieza catalítica, tienen en su contra que los restos de azúcar se les resisten y nos tendremos que “manchar” los codos y aplicarnos a fondo para atacar estas manchas.

Qué es un horno eléctrico pirolítico

Un horno es un electrodoméstico que genera calor y lo conserva en un compartimento cerrado que se usa para cocinar, calentar o secar alimentos.

Un horno pirolítico es un horno eléctrico que se sirve del calor a muy altas temperaturas (unos 500 grados centígrados) durante un tiempo que puede oscilar entre treinta minutos y dos horas, para eliminar todos los restos de grasas, salsas y azúcares de las paredes del horno. Se puede afirmar que los hornos pirolíticos se “auto-limpian” gracias a su función pirolítica.

Cómo funcionan

Al accionar la función pirolítica el horno se pone a muy altas temperaturas (hasta 500 grados, durante una o dos horas), eliminando por calcinación todo tipo de restos de lo cocinado (aceites, grasas, azúcares, etc.). Una vez terminada la función y bajada la temperatura del horno (antes lo normal es que no te deje abrir la puerta), basta con pasar un trapo húmedo o un cepillito para retirar con toda facilidad la fina capa de cenizas blancas generadas tras la limpieza.

Entre las ventajas de los hornos pirolíticosdestacan la eficacia de la limpieza que es definitiva a tan altas temperaturas. Entre los inconvenientes de los hornos pirolíticos están que consumen energía ya que trabajan a unos 500 grados de temperatura, que la puerta del horno durante la pirólisis puede alcanzar hasta 60 grados, a pesar de ser del tipo “puerta fría”, y que para hacer la limpieza pirolítica, en la mayoría de los hornos (con la excepción de algunos modelos del fabricante Fagor) hay que extraer las guías laterales y las bandejas (si no quieres que se “churrasquen bien churrascadas”).

¿Horno pirolítico o catalítico?

No hay un ganador claro, el horno catalítico suele hacer la limpieza sobre la marcha, es decir, mientras se está cocinando, y además lo puede lograr con temperaturas más bajas, las normales de funcionamiento de un horno (unos 200 grados centígrados).

Sin embargo, los hornos de limpieza catalítica, tienen en su contra que los restos de azúcar se les resisten y nos tendremos que “manchar” los codos para atacar estas manchas.

Gracias a los hornos pirolíticos, la limpieza del horno se convierte en coser y cantar en nuestros hogares.

Qué es un horno portátil

¡Como los grandes!

En sus inicios, el horno portátil era solamente para asar pero ha ido aumentando sus funciones. Además del asador, hoy en día incluye, igual que los modelos encastrables, calor giratorio, de cuarzo… Son prácticos y además muchos modelos de horno vienen equipados con un temporizador, inicio diferido, un regulador de temperatura electrónico o incluso un revestimiento antiadhesivo como el esmalte liso para que puedas limpiar el horno con una sola pasada con la esponja.

El horno portátil puede tener entre 16 y 42 litros de capacidad y se adapta perfectamente a tus limitaciones de espacio. ¡Podrás hacer pizzas en un abrir y cerrar de ojos!

Una cocción mejorada

¿Quieres un pollo dorado a la par que suave? ¡Elige el calor giratorio! La resistencia está ubicada alrededor de la turbina de la pared trasera del horno. Esta característica permite calentar rápidamente el aire interior del horno. La temperatura es homogénea y cocina armoniosamente los alimentos tanto por fuera como por dentro.

Para aquellos que elijan un horno portátil de gran capacidad, es posible incluso cocinar distintos platos a varios niveles, sin que se mezclen los sabores.

El horno portátil tamaño XL

¿Te mudas y no tienes sitio para encastrar tu horno clásico? Elige un modelo de grandes dimensiones. ¡Tiene las mismas prestaciones y ha sido tan perfeccionado como un horno tradicional y te permitirá cocinar todos tus platos preferidos gracias a su capacidad, que puede llegar hasta los 53 litros!

Con asador

¡El horno portátil sorprende por su gran cantidad de posibilidades! ¿Quieres un pollo asado como el de la carnicería? ¡Para conseguir un pollo como el de un asador, basta con que utilices el asador de tu horno portátil! Los hornos portátiles dotados de asador permiten asar carnes y pescados.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.