Lavadoras: a cada problema su solución

Aquí vamos a exponer una sencilla guía para solucionar los problemas más habituales en las lavadoras, muchas veces son pequeños problemas de fácil solución como vamos a ver a continuación.

¡Queda agua en el depósito!

¿Tu ropa sale empapada? Entonces tenemos dos opciones:

  •  Comprueba en primer lugar que no hayas pulsado sin querer la tecla de Parada o que no hayas elegido un programa sin centrifugado (programa de lana o delicado).
  •  El filtro puede estar obstruido. Te recomendamos limpiarlo regularmente. Para ello, basta con abrir la trampilla con una moneda y retirar el tapón de purga. No olvides tener un barreño a mano o un recipiente para recoger el agua. Comprueba también que ningún objeto impida el movimiento de la hélice de la bomba de vaciado.

Mi lavadora no arranca

En primer lugar comprueba que la llave de paso está abierta; que la opción de inicio diferido no está activada; y que la puerta de la lavadora está bien cerrada. Son las principales causas por las que la lavadorano comienza a funcionar, ya que la mayoría tienen sistemas de seguridad.

¿Hay un símbolo de un candado en la pantalla display?

Tu lavadora está bloqueada por el seguro infantil que impide la apertura de la puerta y bloquea el arranque. Para desbloquearla, normalmente hay que apretar dos teclas simultáneamente durante varios segundos. Te aconsejamos consultar el manual de instrucciones para saber qué teclas son.

Tengo una fuga de agua

Si observas que el agua cae al suelo, intenta en primer lugar determinar si viene de la propia lavadorao de las tuberías. He aquí las primeras medidas que debes tomar en caso de fuga de agua:

  •  Comprueba que el tubo por el que entra el agua al electrodoméstico está bien atornillado.
  •  Comprueba la fijación del tubo de vaciado. No debe sobrepasar 90 cm por encima del suelo y necesita una fijación apropiada.

¿El agua viene de la lavadora?

Si has quitado la bandeja del detergente para poner directamente las pastillas en el tambor, vuelve a ponerlo en su sitio. El agua entra con mucha presión al nivel de las juntas de la puerta y puede provocar filtraciones.

¿No encuentras el origen de la fuga?

Llama al servicio de Atención al Cliente en el teléfono 902 30 30 14 y te pondremos en contacto con el servicio técnico, bien propio de la marca, para que se pase por tu domicilio.

Mi lavadora vibra mucho durante el centrifugado

¿Tu aparato es nuevo o muy reciente? Puede que esté mal colocado.

¿La lavadora no está colocada en una superficie plana?

En ese caso debes ajustar el aparato para que quede bien estable y debes nivelar las patas para que estén a la misma altura.

¿El tambor no se desbloqueó al hacer la instalación?

En ese caso basta con quitar las cuñas de sujeción.

¿Tu aparato no vibraba hasta ahora?

Te recomendamos que compruebes el filtro, ya que si está sucio, el agua no es evacuada con suficiente rapidez y la ropa mojada puede provocar un desequilibrio en la lavadora. Los amortiguadores del electrodoméstico pueden estar aflojados. bien propio del vendedor o bien de la marca, para que se pase por tu domicilio.

La junta de la puerta empieza a tener moho

¿Lavas casi siempre a baja temperatura? ¿Utilizas detergente líquido? He aquí los hábitos que debes adquirir para evitar la formación de moho y olores desagradables en tu lavadora:

  •  Deja la puerta abierta al final de cada ciclo. Este simple gesto permite que el electrodoméstico evacue la humedad.
  •  Programa una vez al mes un lavado a 90ºC sin detergente. De esta manera, los restos de detergente se disolverán.
  •  Haz un lavado en vacío una vez cada seis meses con un producto desincrustante especialmente adaptado para el interior de las lavadoras. Tu tambor estará reluciente y el interior de tu electrodoméstico estará tan limpio como el día que la compraste.

¿Te mudas? ¡Conserva tu aparato!

Tu lavadora te fue entregada con cuñas de sujeción, así que guárdalas como oro en paño. Es muy recomendable ponerlas en su sitio para una mudanza, sobre todo en trayectos largos. Impiden que el bloque de lavado se mueva y que los amortiguadores se desgasten prematuramente. Ten en cuenta también que debes vaciar el filtro para que no haya fugas de agua.

Por último y muy importante: el aparato debe estar de pie durante toda la duración del transporte, en su posición vertical natural.


Más sobre Lavadoras



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *