Loading Posts...

Luminoterapia: Consejos y recomendaciones para 2018

Luminoterapia un toque de color y elegancia a tu hogar
Luminoterapia un toque de color y elegancia a tu hogar

La nueva tendencia de decorar el hogar con aparatos prácticos y novedosos ha originado que se ponga de moda la luminoterapia. Pudiéndose englobar dentro de la fototerapia, es una técnica que consiste en tratar trastornos a través de la luz que incide directamente sobre nuestra piel.

Un toque de color y elegancia a tu hogar

Pero tampoco es necesario ser bipolar para disfrutar de este tratamiento. La mera necesidad de relajarse después de un intenso día de trabajo es excusa más que suficiente para crear tu propio salón de luminoterapia en tu casa.

¿Y cómo? Muy sencillo, con los diferentes aparatos que te proponemos en Consejos de Compra. Se trata de pequeñas lámparas LED fáciles de cargar y usar que darán a tu estancia un toque mucho más sofisticado y relajante.

Son focos de color y luz auxiliares que se cargan o enchufándolas directamente a la red eléctrica o con una base conectada a una fuente de alimentación que proporciona la carga al aparato por medio de inducción.

Estos productos de luminoterapia ofrecen un toque de color, ambiéntando nuestro hogar según se nos antoje, pues la mayoría ofrecen varias gamas de colores para que se adapten a nuestro estado de ánimo.

Podemos elegir entre una selección de lámparas LED que además de cambiar de color con solo tocarlas, cuentan con un mando a distancia con el que regular la intensidad. Así no tendrás siquiera que levantarte del sofá.

Un poco de estilo con luz

Para complementar con el ambiente de tu hogar creado gracias a las lámparas LED, hay una gama de accesorios que ofrecen esas luces de colores que tan bien combinan con nuestro humor. Eso sí, con el añadido de ser incluso útiles.

Unas velas, unos posavasos o incluso una cubitera luminosa pueden ser ideales para crear una atmósfera de relajación. Será un detalle muy original si preparas una reunión de amigos o darás un toque de intimismo en un encuentro romántico.

Y todo ello sin gastar apenas luz y colaborando con el medio ambiente. Estos aparatos consumen muy poco gracias a su baja potencia, sin embargo, son tan eficentes que duran horas encendidas. Una vez terminada la sesión de relax, basta con girarlas para apagarlas.

¿Los más pequeños tienen miedo a la oscuridad?

  • La luminoterapia también soluciona el problema de tener que dejar encendida la luz del pasillo para que los niños no se asusten.
  • Gracias a las lámparas LED con diseños infantiles, los niños dormirán tranquilos arropados por una cálida luz emitida por un animalito simpático e inofensivo.
  • Al ser inalámbricas y funcionar durante tantas horas, pueden aguantar toda la noche en el lugar que queramos, la mesilla, el armario, en una esquina del suelo, en la estantería… Los más pequeños no se sentirán solos y dormirán como un lirón toda la noche.

La luminoterapia: una cura beneficiosa

 

¿Sabías que… ? La luz tiene un efecto directo sobre nuestra producción de hormonas, sobre todo la melatonina (hormona del sueño). También regula nuestro ritmo biológico, nuestro humor. Concretamente, cuando hay menos horas de sol, la producción de melatonina aumenta. El resultado es que notas más el cansancio, estás más pesimista, etc.

Nuestro organismo necesita luz: en concreto, un mínimo de 2500 luxes (unidad de medida de la iluminación) durante dos horas al día para estar en buena forma física y moral.

Falta de dinamismo, problemas de sueño, cambios de humor… 1 de cada 5 personas nota estos síntomas al llegar el otoño. ¿A qué se debe? A la falta de luz. Los días son más cortos, se cambia al horario de invierno y el tiempo no siempre es bueno, la estación de las castañas no es la más “lumino-generosa”.

Si quieres volver a tener energía, la solución es exponerte lo máximo posible a la luz y eso se puede hacer gracias a la luminoterapia.

Nuestro organismo necesita luz, igual que las plantas y con más motivo cuando los días se acortan. Para llenarte de energía, los fabricantes han creado una auténtica reserva de luz: lámparas capaz de recrear la luz natural. En unas sesiones regulares de 30 minutos, recargarás las pilas y retomarás tu ritmo.

¿Dónde instalarla? Se puede colgar de la pared, colocarse sobre la mesa del comedor o de la mesilla de noche. Si viajas a menudo al extranjero, la luminoterapia es muy útil para evitar el jet lag. Si te expones media hora por la mañana, tu organismo volverá a su ritmo habitual.

Entonces, ¿son todo ventajas? Sí, ya que la luz emitida no tiene rayos ultravioletas, ¡no hay peligro para la salud!  Tampoco notarás cansancio ocular porque la luz emitida es la misma que la de una bonita mañana de primavera, sin molestos centelleos.

El simulador del amanecer es un complemento ideal de la luminoterapia y te permite empezar el día con buen pie. ¿Cómo? ¡Con un suave despertar!

Explicación: el simulador de la salida del sol es a la vez despertador y lámpara de noche ya que emite una luz progresiva y natural que imita a la perfección la del amanecer.

Esta iluminación gradual prepara tu cuerpo para que se despierte. A medida que aumenta la intensidad luminosa, tu tasa de melatonina (hormona del sueño) disminuye para dejar paso a la hormona de la energía (cortisol).

¿Se acabaron los despertares agresivos? Sí, el simulador del alba ilumina progresivamente tu habitación media hora antes de la hora a la que tienes previsto levantarte. Tu cerebro equilibra de manera natural tu ritmo y te saca del sueño suavemente. Tampoco hay sonido de alarma, te despertarás con el sonido de las olas o de tu música preferida con los modelos equipados con un dock station para iPod.

¿Funciona realmente la luminoterapia?

¿Dónde instalarla?

Hemos instalado la lámpara pegada a la pared para hacer las sesiones durante el desayuno. Hemos reorganizado el comedor y hemos colocado la mesa contra la pared para que esté lo más cerca posible de la lámpara.

Una costumbre muy fácil de adoptar

Cada mañana una familia pasa entre 20 y 30 minutos desayunando, o lo que es lo mismo, delante de la lámpara de luminoterapia. Este “ejercicio” no tiene por qué suponer una obligación ya que la luz que emite es muy agradable y difusa. Al revés, la luz ayuda a que nos despertemos suavemente.

Nuestras sensaciones

El efecto se nota rápidamente, desde la primera semana. Te sientes menos cansado y sobre todo sin depresión ni malestar. También hemos notado que los niños no se ponen enfermos en invierno. ¡Nos hemos convertido en adictos a la luminoterapia!

El manual de instrucciones recomienda utilizarla media hora al día a 50 cm de distancia pero debemos confesar que algún día de lluvia la hemos dejado encendida durante más tiempo, ya que la luz que emite es muy agradable. También podemos utilizarla para las fotos en interiores, evitando usar el flash. El resultado es mucho más natural. Sin embargo, no se debe utilizar a partir de la tarde ya que podría cambiar nuestros horarios de sueño.

Los inconvenientes

  • No siempre es fácil encontrar un lugar adecuado para la lámpara en casa.
  • Debes utilizarla todos los días.

Las ventajas

  • Te aporta energía enseguida.
  • Es práctico para evitar los efectos del jet lag cuando vuelves de vacaciones.
  • Es agradable en invierno cuando los días son muy oscuros.

¿Qué es la fototerapia?

La fototerapia es, según indica su propia nomenclatura, la terapia por medio de la luz. Existen una amlia gama de rayos de luz y cada uno es beneficioso para un fin diferente. Se pueden usar rayos infrarrojos, rayos ultravioleta o incluso rayos láser.

Los rayos infrarrojos tienen una aplicación termoterápica, es decir, se tratan las diferentes dolencias a través de la aplicación de calor.

Los rayos ultravioletas son  muy nocivos y aunque pueden ser beneficiosos para el tratamiento de enfermedades y dolencias muy concretas, no son nada aconsejables. Sus efectos nocivos pueden causar enfermedades peores que las que ayudan a mejorar.

El láser se usa mezclándo los rayos de luz con un compuesto químico. Las aplicaciones son variadas pero hay que tener especial cuidado porque puede causar daños importantes. Si las dosis no son muy agresivas, se pueden usar para tratamientos anfiinflamatorios o como analgésicos. Dosis mayores se usan con fines estéticos como la fotodepilación o las vaporizaciones sobre la piel, como quitar manchas o tatuajes.

Dentro de las diferentes prácticas de fototerapia se encuentra la luminoterapia. Es una técnica no tan orientada a la medicina y los problemas de salud físicos, si no al tratamiento de otro tipo de trastornos psíquicos como el insomnio o el estrés.

Se basa en la relajación por medio de luces ambientales, cuya intensidad y color se puede variar según el estado de ánimo que tengamos y el punto tranquilidad que estemos buscando.