Loading Posts...

¡Planchado para torpes!

Planchado para torpes
Planchado para torpes

Nº1: el material adecuado

  •  ¿La tabla de planchar perfecta? Debe estar perforada para dejar pasar el vapor de la plancha entre las fibras de tu ropa: de esta manera no se te mojarán las camisas.
  •  ¿Qué agua utilizo para llenar la plancha? Para protegerla de la cal, llena la mitad del depósito de agua del grifo y la otra mitad con agua mineral. Usa de vez en cuando un descalcificador para mantenerla limpia y evitar que se estropee.
  •  Normas de seguridad a tener en cuenta: la plancha se rellena sobre una superficie plana y cuando esté apagada. ¡Sino puede saltar!

Nº2: la temperatura adecuada

Quemar una camisa por una plancha mal regulada, deslucir un pantalón… ¡planchar te puede poner de los nervios a veces!

Un truco: empieza planchando las prendas delicadas a baja temperatura. Sigue con las prendas que se tienen que planchar a altas temperaturas. En caso de duda sobre los ajustes, mira el dibujo de la plancha en las etiquetas de tus prendas. Cuantos más puntos haya dentro, más caliente tienes que poner la plancha. ¡Así eliminarás eficazmente y rápidamente las arrugas! Estos símbolos aparecen también en la plancha. ¡Perfecto para entenderlo!

Algodón, lino, sintético…He aquí algunos consejos para aclararse:

  •  Para tus chaquetas, pantalones de lana, poliéster o viscosa, debes poner la plancha a temperatura media (150º).
  •  Para tus camisas y pantalones de algodón o de lino: humedécelos y plánchalos a temperatura alta (200º). En este caso no dudes en usar abundante vapor.

Nº3: los secretos para ganar tiempo

¿Eres torpe? ¿Tienes miedo de la “prueba de la camisa”? No te preocupes. Algunos detalles simples bastan para facilitarte la tarea del planchado:

  •  Tiende tu ropa nada más terminar el ciclo de lavado. En el tambor de tu lavadora es donde se arrugan tus prendas.
  •  Cuando tiendas tus camisas y camisetas después del ciclo de lavado, utiliza perchas. Si es una camisa, estira bien las mangas, el cuello, los hombros para devolverle su forma y abrocha los botones.
  •  Antes de planchar, un último consejo: utiliza el planchado vertical. Es una función de la plancha que consiste en enviar un chorro de vapor sobre la prenda en vertical. Resultado: ¡el tejido se ablanda y el planchado se vuelve más fácil y rápido!

Debes saber… que algunos modelos de lavadora tienen una función de “planchado fácil”. Esta opción centrifuga la ropa de forma que no se mezcle y quede aireada. Por tanto tu ropa sale menos arrugada.