¿Qué cortapelo comprar? Consejos y recomendaciones para 2018

Un cortapelo es una máquina, no mucho más grande que una afeitadora, con la que podemos cortar melenas cortas o rapar. Están pensadas para ahorrar tiempo y dinero, sobre todo a los hombres. Pero también para los más pequeños o para retocar esos pelillos cortos que quedan en la nuca. Y es que a ellos, igual que a las mujeres, les gusta también un peinado favorecedor.

Aunque parezca complicado, lo cierto es que manejar un cortapelo es tan solo cuestión de práctica. La maña de cada uno influye, por supuesto, pero no tengáis miedo a dejaros la cabeza como un circo, porque se le coje el tranquillo en seguida.

Además, son aparatos muy modernos que cuentan con todas las facilidades de la tecnología. Llevan varios cabezales y niveles de corte para que nos dejemos el pelo a la altura que queramos. Incluso algunos de estos cabezales sirven para otras zonas del cuerpo como la barba, la nariz o las cejas.

La mayoría se cargan de forma eléctrica y hay modelos incluso inalámbricos para que los cables no nos molesten mientras estamos cortándonos el pelo. ¡Y lo mejor de todo! El precio no es un inconveniente.

Como todos los aparatos por supuesto que tienen un “pero”. El resultado de peluquería, ese corte tan exacto y perfecto que queda cuando los profesionales nos cortan el pelo, no se va a obtener siempre.

También es más difícil que el niño se quede quieto y nos deje hacer lo que queramos, cosa que no suelen hacer en las peluquerías.

Consejos a la hora de usar tu cortapelo:

  •  Seca siempre el pelo antes de cortarlo. A diferencia del corte manual, los cortapelo tienen que pasar sobre pelo seco para que no se enreden en los cabezales.
  •  Da las pasadas siempre en el sentido opuesto en el que crece el pelo, así podrás abarcar más cantidad y obtener un mejor resultado.
  •  Si cortas pelo largo o mucha cantidad de pelo, limpia bien el cabezal después de varias pasadas para que el pelo no se quede atascado en el recortador.
  •  Si notas que el aparato tira demasiado del pelo, da las pasadas más despacio o cambia de ángulo.
  •  El pelo rizado también se corta con cortapelo, pero hay que hacerlo más despacio porque su consistencia es más compleja y suelen ser cabellos más rebeldes.
  •  Limpialo tan solo poniéndolo bajo el grifo del agua. Cualquier producto que le pongas puede estropear las cuchillas.

 


Más sobre Cuidado del cabello