Loading Posts...

¿Qué lavadora comprar? Consejos y recomendaciones para 2018

Qué es una lavadora? Tipos y diferencias
Qué es una lavadora? Tipos y diferencias

¿Qué lavadora comprar?. La lavadora es uno de los electrodomésticos más útiles de la casa y cuenta con características que son esenciales a la hora de comprar la más adecuada. La principal diferencia es el lugar por el que se introduce la ropa, pudiendo ser lavadoras de carga frontal o de carga superior.

Si vas a comprarte una lavadora, no pierdas de vista:

Las prestaciones de lavado

Diferentes características puede marcan la diferencia entre una lavadora y otra. Las más innovadoras se centran en la tarea de meter la ropa y sacarla, en el diseño del interior, display digitales para seleccionar de la forma más fácil el programa adecuado para el tipo de ropa que queremos. Los programas adaptan el lavado a cada colada, obteniendo siempre los mejores resultados con el menor consumo posible de agua, energía y tiempo.

Para no arrepentiremos de haber comprado una lavadora u otra, antes de adquirirla fíjate antes en las prestaciones que vienen especificadas. Hay lavadoras que tienen sistemas para evitar el roce de fibras; que adaptan la temperatura del agua a los tipos de prendas; o que distribuyen el detergente de forma eficiente para la conservación de los colores y la suavidad de los tejidos.

En el ahorro que suponen

Ten en cuenta que las lavadoras tienen diferentes clasificaciones energéticas que determinan los niveles de ahorro energético que supone para cada modelo. La máxima clasificación energética del mercado en lavado es la A+++,  suponiendo un 30% más de ahorro con respecto a los aparatos de clase A.

La clase energética es importante porque contribuye a reducir el consumo de recursos naturales, agua y energía, respetando así el medio ambiente y ahorrando en las facturas de agua y electricidad.

Lo que simplifican el día a día

Si las tareas domésticas no son el mejor plan, tener que buscar un hueco de tu escaso tiempo libre para poner la lavadora es un fastidio. Para que disfrutes del día a día, hay lavadoras que incluyen programas especiales que consiguen simplificarte la vida. Por ejemplo, los sistemas que eliminan el molesto ruido del centrifugado te permitirán hacer la colada en cualquier momento, sin molestias, incluso en la hora de la siesta.

Las marcas fabricantes de lavadoras incorporan cada vez más prestaciones con el único fin de facilitarnos la vida a los consumidores. Por eso es importante dedicar tiempo a elegir el electrodoméstico más adecuado para nuestro hogar.

¿Qué es una lavadora?

Componentes

  • El motor hace que funcione todo y va enganchado directamente al tambor con una correa (aunque alguna lavadora de reciente fabricación ya no lleva correa).
  • Los programas están metidos en el microprocesador.
  • El tambor, en el que se mete la ropa, recubierto por una cubeta. Hay diferentes tipos de tambor.
  • Los amortiguadores atenúan el movimiento del tambor y reducen el sonido en el centrifugado.
  • La entrada de agua, imprescindible para lavar la ropa.
  • Un depósito para echar el detergente y el suavizante.

Las principales características técnicas

A la hora de comprarse una lavadora conviene tener en cuenta estas características técnicas:

  • Capacidad de carga, los kilos de ropa que caben en el tambor.
  • Eficiencia energética, la clase energética en la que se engloba.
  • Velocidad de centrifugado, medida en revoluciones por minuto (rpm).
  • Nivel de ruido de lavado y centrifugado, medido en decibelios (dBA).
  • Potencia de conexión, medida en watios (W).
  • Número de programas y posibilidad de pre-programación.
  • Consumo de agua, los litros que usa en cada lavado.
  • Medidas, siempre especificadas en este orden y en centímetros: altura x anchura x fondo.

Tipos de lavadoras

Las lavadoras de pueden clasificar de muchas maneras, con arreglo a cada una de las funciones y características anteriores. Según la forma de cargar en ellas la ropa, se habla de lavadoras de carga frontal o de lavadoras de carga superior.

La lavadora es uno de los electrodomésticos más útiles de la casa y cuenta con características que son esenciales a la hora de comprar la más adecuada.

Una de ellas es la capacidad que tienen. En función de los miembros que haya en el hogar será más conveniente una u otra. Una familia numerosa necesitará un capacidad mayor y aprovechará más los recursos de la lavadora. Necesitará hacer menos coladas y ahorrará energía y agua.

Si por el contrario, la lavadora es para un hogar con pocas personas, una pareja por ejemplo, es recomendable una más pequeña. Si fuera de una capacidad excesiva, las lavadoras irían a menudo a media carga y consumiría una energía innecesaria.

  • Las lavadoras también se diferencian por el lugar por el que se introduce la ropa. Pueden ser de carga frontal o superior. La lavadora de carga frontal tiene una puerta en forma de cilindro en la parte delantera. Esta puerta será de un tamaño u otro dependiendo de la carga que soporte la lavadora y el tipo de tambor. La lavadora de carga superior tiene una tapa en la parte de arriba por la que se introduce la ropa. Este tipo de lavadora suelen ser más estrechas y son idóneas para espacios pequeños.
  • La clase energética es también un ahorro importante, tanto en la factura como en la energía. La clase más eficiente es la A. Dependiendo del fabricante y el modelo, dentro de la propia clase A se puede encontrar lavadoras que consumen incluso un tanto por ciento menos.

La velocidad del centrifugado es también otra característica importante. Las revoluciones por minuto (r.p.m.) es la velocidad a la que el tambor gira mientras hace la colada. En el mercado actual, las lavadoras oscilan entre unas 600 r.p.m. y las 1.400 r.p.m. Cuanto mayor es el número de revoluciones, más seca queda la ropa cuando se saca de la lavadora, lo que implica un menor tiempo posterior de secado.

Un alto valor de las revoluciones se puede asociar a un mayor ruido, sin embargo, los fabricantes están incluyendo sistemas más silenciosos. El número de decibelios viene siempre indicado también en las características de las lavadoras cuando vamos a comprarlas.

Hay otros consejos prácticos que nos ayudarán a ahorrar y a cuidar la lavadora una vez que hemos elegido la que más se acomoda a nuestras necesidades:

  • Separar la ropa por colores.
  • Tener cuidado con los tejidos delicados.
  • Usar las cantidades recomendadas de detergente y suavizante.
  • Cerrar las cremalleras para evitar que se enganchen con otras prendas.
  • Ponerla con la carga completa.
  • Usar programas de ahorro tanto de agua como de energía.

Estas son sólo unas sencillas guías que ayudarán a que nuestra ropa salga lo mejor posible y que se prolongue la vida de la lavadora.

¿Qué tipos de tambores de lavadoras hay?

Las lavadoras parecen todas iguales, pero no lo son. El tambor, ese lugar en el que introducimos la ropa, puede tener diferentes características y es importante saber las diferencias entre uno y otro. Además de saber si ayudan al ahorro y al cuidado de nuestra ropa, podremos saber si el precio de una lavadora es o no justificado.

  • Existe el tambor diamante, llamado así por la forma de sus orificios. Son más pequeños que los de otros tambores y evitan que las prendas se enganchen o sobresalgan. También tiene un relieve que emula a las tablas de lavar. Por muy antiguo que suene esto, beneficia a la ropa porque disminuye la superficie que entra en contacto con el tambor, protegiéndola de componentes que pueden dañar la colada.
  • El otro tipo de tambor en las lavadoras es el tambor panal de abeja. Se trata de un sistema patentado por Miele en acero inoxidable que crea una bolsa de aire entre la ropa y la superficie del tambor. Tiene una curvatura convexa que hace que succione la carga y se quede suspendida en el aire durante un momento en cada vuelta. Así está más tiempo en contacto con el aire caliente y se seca mejor. El control de este tipo de tambor se denomina Softtronic.

Material del tambor

El material del que está hecho el tambor de la lavadora también es importante. Hay que tenerlo en cuenta, sobre todo, para cuidar la ropa que lavamos. Aunque los tambores suelen ser de acero, pueden ir revestidos de porcelana o de plástico.

El tambor revestido de porcelana es muy común y además de larga duración, pero con el tiempo, la capa de porcelana se acaba astillando y puede dañar tanto las prendas como la propia lavadora.

Si está revestido de plástico, durará mucho más tiempo porque es un material que no se deteriora. Sin embargo, el mejor material que se utiliza en las lavadoras de alta gama es el acero inoxidable. No necesita recubrimiento y al ser inoxidable, mantiene la colada aislada de posibles bacterias causadas por la humedad .

¿Qué lavadora comprar de carga frontal o superior?

Es la primera pregunta que debes hacerte

Las ventajas de una lavadora de carga frontal:

  • Una capacidad de lavado superior a los habituales 5 kgs y a las medidas estándar (60 cm de ancho).
  • Ganas un trozo de encimera.
  • Posibilidad de poner una secadora encima.

Las ventajas de una lavadora de carga superior:

  • Es más estrecha y se puede colocar en espacios reducidos.
  • No es necesario agacharse para cargar o descargar la lavadora.
  • Los botones suelen estar fuera del alcance de los niños.

Todas las preguntas que debes hacerte

¿Qué capacidad?

Calcula una capacidad de 5 kgs para una persona sola, 7 kilos para una pareja y 9 o 10 kilos para una familia. Una capacidad grande permite hacer la colada con menos frecuencia. También podrás lavar prendas grandes (colchas, cortinas..).

Existen además lavadoras más grandes que permiten lavar cantidades muy grandes de ropa (10 o incluso 13 kgs de ropa). Estas lavadoras ocupan más espacio que los modelos estándar.

¿Qué velocidad de centrifugado?

La velocidad de centrifugado equivale al número de vueltas que da el tambor por minuto. La media de las lavadoras actuales es de 1200 vueltas por minuto. Pueden llegar hasta las 1600 vueltas por minuto.

Debes saber: cuanto más rápido es el centrifugado, más rápido se seca la ropa, tanto en la lavadora como al aire.

Al contrario de lo que solemos creer, el centrifugado no daña las prendas. Al revés, cuanto más rápido es, mejor las conserva. Cuanto más rápido es el centrifugado más pegada está la ropa a la pared del tambor y menos fricción tiene.

¿Más barata?

En 10 años el consumo de energía y de agua han bajado en un 35%. Gracias a la electrónica “inteligente” que analiza, ajusta y adapta los ajustes de lavado durante todo el ciclo. La etiqueta energética te dice cuanto es ese consumo.

  • Clase A+: 10% de ahorro de energía en comparación con la clase A.
  • Clase A++: 20% de ahorro de energía en comparación con la clase A.
  • Clase A+++: 30% de ahorro de energía en comparación con la clase A.

¿Más silenciosa?

Los fabricantes desarrollan lavadoras cada vez más silenciosas para hacerlas cada vez más discretas. Sistemas anti vibraciones, aislamiento reforzado, motor de inducción…tantas características que reducen los ruidos.

¿Y por qué no una lavasecadora?

Algunos modelos combinan la función de lavado de una lavadora con la función de secado de una secadora. Permiten secar entorno a un 50% de la capacidad total del electrodoméstico. Este tipo de electrodoméstico se conecta igual que una lavadora tradicional. Es una buena opción para cuando te falta espacio. ¡Que vivan los electrodomésticos 2 en 1!

 

Guardar