Loading Posts...

¿Qué panificadora comprar? Consejos y recomendaciones para 2018

Como elegir tu panificadora
Como elegir tu panificadora

Un buen pan casero

Panes variados, bollos, tartas… un placer para compartir con toda la familia. Ya no tienes que abandonar tu edredón calentito el domingo por la mañana para ir a la panadería: la panificadora se encarga de todo.

Amasar, subir, cocer, en 3 o 4 horas (1 hora en programa corto) tendrás un pan casero, listo para saborear, sin haber tenido que hacer nada más que colocar los ingredientes en el recipiente del aparato. ¡Todas las panificadoras son programables!, por lo que puedes preparar todo la noche anterior para despertarte por la mañana con un agradable olor a pan caliente.

Capacidad del recipiente

Existe un programa adaptado en tu panificadora para cada receta. Esto es válido para el tipo de pan que quieras elaborar (blanco, de cereales, pan de leche, etc.) pero también para la cantidad que quieras hacer. Según el modelo de panificadora, puedes preparar pan de 500g, 750g, 1kg y hasta 1,5kg. Si sois familia numerosa o simplemente os encanta comer entre amigos, elige un aparato de gran capacidad.

Personaliza tus recetas

La ventaja de la panificadora es que tú eliges los ingredientes y dosificas el azúcar y las materias grasas. Es perfecta para cuidar tu línea o para evitar riesgos de alergia. Algunos modelos disponen de una opción “sin gluten”, que permite obtener una masa de pan perfecta, como con la harina de trigo clásica, gracias a un tiempo de amasado, de subida y de cocción más largos.

¿Necesitas corregir un poco los ajustes de la panificadora para conseguir que el pan esté a tu gusto? Elige una máquina de pan dotada de un programa personalizable. De esta manera, podrás memorizar la duración exacta de amasado, subida y cocción para tus recetas familiares.

Distribuidor de ingredientes

Pan de nueces y pasas, brioche con pepitas de chocolate… Algunas panificadoras están dotadas de un distribuidor de ingredientes que permite integrar automáticamente los ingredientes especiales a la masa. No tienes que intervenir en ningún momento, la panificadora añade los ingredientes en el momento adecuado y continúa con el programa.

El truco

Con mermelada, de arroz, con cereales…

¿Tienes frutas a punto de estropearse? No las tires ¡haz mermelada! Todos los modelos de panificadora lo permiten. ¡Sólo tienes que introducir las frutas cortadas previamente, añadir azúcar y ya está!

¿Tienes ganas de comer arroz al vapor? Algunas panificadoras disponen de 2 recipientes de cocción: uno para la masa de pan y las mermeladas y otro para preparar arroz o cereales. ¡Varía tus recetas!

Panificadora: descripción y lo que opinan de ella

Una panificadora no es otra cosa que una máquina para hacer pan y masas. Cuenta con accesorios para realizar el tipo de alimento que quieras: pan, pizzas, bollos, mermelada…

Funciona enchufándola a la red eléctrica y cumple todas las funciones necesarias para que tu pan se haga correctamente. Tu solo tienes que medir y poner los ingredientes correspondientes en el recipiente. La panificadora los amasa, los reposa el tiempo necesario y los cuece para que queden perfectos.

Es un aparato muy usado en países como Francia, donde la venta de las panificadoras es muy abundante. Aquí en España no es tan utilizada pero poco a poco va ganándose la curiosidad de quienes más les gusta experimentar en la cocina.

  • Testimonios

Los fanáticos: ¡ya no pueden vivir sin ella!

“La panificadora se ha convertido para mí en un electrodoméstico indispensable. Ya NUNCA voy a la panadería”, Gisela K.

“¡Es una auténtica inversión de la cual no me arrepiento! Todos los que me rodean adoran el pan, así que tenemos una panificadora en la familia” Estefanía P.

“Indispensable y barato para las familias grandes. Es genial para los vagos que no quieren bajar a la panadería el domingo por la mañana y les gusta levantarse con un dulce olor a pan caliente que viene de la cocina”, Héctor J.

“Un pero: ¡el aparato es demasiado grande para llevárselo de camping en verano!”, Noelia L.

¿Por qué? Por el gusto de comer casero, por el olor del pan caliente…

“Me encanta hacer pan (¡todo el proceso en la máquina… ya que estamos!) Ya no puedo vivir sin el olor a pan caliente nada más despertar”, Sandra C.

“Llevo una vida muy estresante, no tengo mucho tiempo para cocinar pero siempre saco algo de tiempo para hacer un buen pan casero”, Celia J.

¿Pero por qué a todo el mundo le gusta tanto poner las manos en la masa?

“Está rico, es fácil y se conserva bien”, Daniel P.

“Poco trabajo para un resultado garantizado y a un precio mínimo”, Carla M.

¡Un gran número de recetas y toda la familia está encantada!

“Me gusta deleitar a mis hijos a la hora de la merienda haciéndoles pan vienés, panecillos con chocolate, brioches… y a mi marido con pan integral, chapatas, bizcochos”, Valeria P.

“La máquina es ideal para hacer masa de pizza en casa”, Vicente L.

“Se puede hacer masa para tarta con facilidad”, Lidia D.

“¡Es perfecta para los alérgicos al gluten!”, Virginia H.

 

En busca de la corteza perfecta…

“Después de haber probado varias panificadoras y de haberme decepcionado por el resultado, por fin encontré una que hace pan de verdad con una corteza crujiente y no un pan de miga mejorado”, Lorenzo L.

¡Otra opción elegida por mucha gente es hacer el pan en el horno!

“Nosotros la usamos solamente para hacer la masa, prefiero amasar el pan a mano y hacerlo en el horno”, Daniel B.

El arte del desmoldado

“Está muy bien, pero el mayor problema es el desmoldado ya que la artesa de amasar se queda bloqueada”, Gerard C.

“Existe un accesorio que permite desmoldar fácilmente gracias a su artesa abatible (¡mi suegra lo hace, es genial!)”, Sandra R.

 

La importancia de elegir bien la harina

“Para garantizar un buen resultado, aconsejo utilizar harina de marca buena”, Ernesto D.

“Obtengo excelentes resultados con la harina de panadería”, Begoña P.

“Mitad harina bio, mitad harina de cereales, pero nosotros añadimos otros cereales y nueces, avellanas, almendras: un gustazo ¡y vaya olor!”, Noelia T.

¿Estás harto de pan cuadrado?

Mi truco es que sólo hago la masa y luego hago el pan (de la forma que yo quiera) en el horno con calor giratorio, después de darle la forma deseada. Lo que no me gustaba mucho antes era la forma cúbica del pan con una corteza no muy espesa para mi gusto”, Roberto T.

 

Cómo hacer un buen uso de tu panificadora

Dosificación y medida de los ingredientes

Esto te parecerá evidente pero antes de empezar a elaborar tu receta, comprueba que has medido y dosificado todos los ingredientes como te indican las instrucciones. Las cantidades de sal, de levadura y de azúcar cambian de un pan a otro.

Asegúrate también de que los ingredientes (líquidos y sólidos) estén a temperatura ambiente y que estos productos estén frescos. Unas medidas incorrectas o una levadura caducada se traducirán sistemáticamente en resultados mediocres.

Domina los programas de tu panificadora

La mayoría de panificadoras están equipadas con programas que te permitirán elaborar con facilidad numerosas variedades de pan: integral, francés, tartas, sin gluten (una función especialmente interesante para las personas alérgicas) e incluso masa para pizza.

¿Quieres saborear pan caliente nada más salir de la cama? Prueba la función arranque diferido y mantener caliente. Y para los usuarios que tengan prisa, la función Turbo permite obtener pan en menos de 2 horas en lugar de 3 a 4 horas, que sería el tiempo de espera normal.

Ahora te toca a ti

El manual de instrucciones de las panificadoras te ofrece un muestrario de recetas para programar. Pero sin duda querrás empezar a probar rápidamente las que encuentres en internet o en tu libro de recetas.

Te damos unos consejos:

  • No sobrepases las cantidades máximas recomendadas de las panificadoras.
  • Añade siempre el líquido en primer lugar.
  • Comprueba la consistencia de la masa desde que se empieza a amasar, si fuese necesario añádele líquido.

Después de la cocción

Cuando el ciclo de la panificadora ha terminado, desmolda el pan y deja que se enfríe durante unos 30 minutos para poder cortarlo más fácilmente. A continuación, no tendrás más que limpiar el bol y la amasadera con agua jabonosa templada.

La conservación de las masas

El pan casero no contiene agentes conservantes, por lo que debe ser consumido rápidamente, preferiblemente en los 2 o 3 días siguientes a su cocción. Envuélvelo con un paño, se secará más despacio. Si quieres conservarlo durante más tiempo, mételo en el congelador teniendo cuidado de haberlo cortado en rebanadas previamente.

Debes probarlo: la receta del pan con especias

Los ingredientes:

  • 115 g de mantequilla.
  • 125 g de sirope de azúcar moreno.
  • 50 g de melaza.
  • 125 g de azúcar semirrefinado.
  • 180 ml de leche.
  • 1 huevo.
  • 280 g de harina de trigo.
  • 2 cucharadas de café de jengibre en polvo.
  • 2 cucharadas de café de levadura.
  • 2 cucharadas de café de bicarbonato.

Elaboración:

Pon en un cazo pequeño la mantequilla, el sirope, la melaza y el azúcar semirrefinado y caliéntalo a fuego lento hasta que todo esté derretido, removiendo de vez en cuando. Deja que se enfríe un poco y viértelo en el recipiente.

Añade la leche y el huevo en el recipiente.

Tamiza la harina, el jengibre, la levadura y el bicarbonato a la vez y espolvoréalo sobre los líquidos.