Loading Posts...

¿Qué radiodespertador comprar?

¿Qué radiodespertador comprar?
¿Qué radiodespertador comprar?

Alarma: radio, CD, MP3

Elige la forma en la que quieres despertarte. Con la radio para escuchar tu programa preferido o con un sonido de alarma clásico (tipo pi sonoro o timbre) para despertar con energía.

Si prefieres despertar suavemente, algunos modelos ofrecen sonidos llegados de la naturaleza: despierta con el canto de los pájaros o con el ruido de las olas.

¿Te gusta despertar con alguna canción? Tienes varias opciones: el radiodespertador con reproductor de CD o el que tiene una toma auxiliar para poder escuchar la música de tu MP3. Para evitarte un susto, elige un sonido ascendente: esta función activa una subida gradual del volumen de la alarma.

Reloj controlado por radio

Cortes de luz, cambios de horario… ¿Cómo asegurarte de que te va a sonar el despertador a la hora adecuada? Para estar seguro, elige un radiodespertador con reloj controlado por radio. Se pone en hora automáticamente por vía aérea utilizando las ondas del reloj atómico de Frankfurt.

El tiempo nada más despertar

Te suena el despertador, te preguntas qué tiempo hará fuera. Si eliges un radiodespertador que te dice la previsión del tiempo sabrás si detrás de las cortinas tienes que llevar gafas de sol o paraguas. Además de ver el tiempo, estos despertadores te dicen la temperatura ambiente.

Programación: simple, doble

Mañana te tienes que levantar a las 7. Aprieta el botón de programación y elige la hora a la que quieres despertarte. El piloto se ilumina… la alarma sonará a la hora programada. Empieza una buena noche de sueño.

¿Sois 2 y os tenéis que despertar a distintas horas? Un radiodespertador con doble programación te permite elegir con antelación la hora a la que cada uno de vosotros se va a levantar.

Visualización: pantalla, proyección…

Te gusta ver claramente la hora que es desde tu cama. Elige una pantalla grande, retroiluminada o con iluminación ajustable para una mejor visibilidad, o simplemente mantén la oscuridad de tu habitación. Ahora la luz puede aparecer de varios colores: rojo, verde, azul…más suaves. Es práctico ya que muchos modelos tienen un mini proyector que enseña la hora en una pared, un techo, una puerta… ¡Tú eliges!

Sintonizador: analógico, digital…

Con un sintonizador analógico deberás usar el mando para buscar tu emisora. La mayoría de modelos tienen un indicador visual para situarte en la escala de frecuencias.

Con el sintonizador digital di adiós al mando. Los ajustes son automáticos y precisos. Te permite también memorizar tus emisoras preferidas para no tener que buscarlas.

Función “snooze”

Tienes un despertar complicado. Te gustaría quedarte otro 10 minutillos en la cama. La función “snooze” te permite, con un solo gesto, activar la repetición de la alarma en intervalos regulares (generalmente cada 8 o 10 minutos). No necesitarás volver a programar el despertador.

Función “siesta”

Para definir la duración de una siesta sin modificar la hora de la alarma (ya programada para el día siguiente) lo ideal es la función “siesta”. Solamente tendrás que decidir cuánto tiempo (entre 10 y 120 minutos) quieres concederte para esa pequeña cabezadita.

El consejo del experto

Para asegurarte de que te despiertas

Para evitar los inconvenientes de un corte de luz cuando tu radiodespertador no está controlado por radio no olvides ponerle la pila de seguridad. Memoriza la hora durante un corte de luz y evita que tengas que volver a programarlo… ¡y que llegues tarde a trabajar!