Loading Posts...

Soporte de pared para tu televisor: consigue una buena instalación

Soporte de pared para tu televisor consigue una buena instalacion
Soporte de pared para tu televisor consigue una buena instalacion

Resalta tu pantalla plana

¿Acabas de comprate un televisor plano y quieres colgarlo en la pared del salón? Necesitas un soporte adaptado a tu televisor y al uso que le des. Existen distintos tipos de soporte: fijos, orientables o abatibles. Hay que tener en cuenta el peso y el tamaño del aparato para adquirir el soporte adecuado.

Antes de que cuelgues tu televisor en la pared te damos unos consejos básicos que debes recordar:

  •  No ejercer presión.
  •  Instalar únicamente los modelos de televisor recomendados para el soporte de pared en cuestión.
  •  Comprobar si el soporte incluye todos los tornillos necesarios. En caso contrario, acude a una ferretería para adquirirlos.
  •  Prepara las herramientas: taladradora, destornillador, nivelador, martillo y lapicero.
  •  Sigue meticulosamente los esquemas del manual de montaje.

¿Estás listo para fijar tu soporte de pared? Asegúrate de que los tornillos suministrados son adecuados para las paredes de tu hogar. No puedes usar los mismos tornillos para fijar el soporte en una superficie de madera o en una de hormigón. Por lo tanto, debes equiparte correctamente para evitar futuros daños.

¿Tu pared es de materiales prefabricados? Tendrás que reforzarla antes de instalar un soporte de pared abatible u orientable. Además, este tipo de instalación requiere unos tornillos específicos para evitar cualquier riesgo de caída de tu pantalla plana.

  •  Empieza poniendo el soporte de pared “a nivel” con un nivelador. Una vez medido, marca con un lapicero el lugar en el que debes taladrar para fijar el soporte.
  •  A continuación, haz los agujeros y fija el soporte con las clavijas y los tornillos adecuados.
  •  Según el modelo de televisor, instala los distintos fijadores necesarios para colgar la pantalla en el soporte. Después prepara tu pantalla plana conectando el conjunto de cables que necesitarás antes de colgarla en la pared.
  •  Por último, fija la pantalla al soporte siguiendo las indicaciones del  manual de instrucciones. ¡Terminado! Ahora podrás disfrutar de tu televisor con toda tranquilidad y seguridad.