Loading Posts...

Un buen uso de la aspiradora

¡Aspira…Respira!

Polvo, gases contaminantes, pesticidas, humos… no es tan fácil encontrar un rincón de aire fresco. Y entre ácaros, partículas químicas y moho, incluso en casa, se vuelve complicado escapar a la contaminación. ¿Entonces qué hacer? ¡Si la contaminación exterior es un fenómeno contra el que no podrás luchar solo, la contaminación interior sin embargo es un mal que podrás erradicar con facilidad haciendo limpieza regularmente! No te preocupes, con las aspiradoras de nueva generación, la tarea será mucho más fácil…

La aspiradora que te facilita la tarea

Hay que reconocer que limpiar no es una tarea placentera. Para facilitarte la tarea, muchos modelos vienen con funcionalidades muy notables: mandos en la empuñadura para no tener que agacharse, limpieza automática del filtro para no meter las manos dentro, sistema de compresión de polvo para vaciar fácilmente el depósito…Bonus: ¡con toda una gama de aparatos compactos, guardarlos se vuelve mucho más sencillo!

Eficacia probada

¿No hay nada peor que una aspiradora que escupe la suciedad que acaba de aspirar? ¡Acuérdate del polvo que ves volar a la luz! Si no tiene un sistema de filtrado eficaz, una aspiradora devuelve una gran cantidad de micro partículas al aire. Los fabricantes son conscientes de ello y conciben aspiradoras cada vez más herméticas. Los modelos con filtro HEPA son capaces de retener hasta un 99,97% de partículas.

La guinda del pastel: el silencio

¿Estás harto de tu aspiradora ruidosa que molesta a todo el mundo? La gran tendencia este año, es la disminución del nivel sonoro. Gracias a una mejor concepción y un aislamiento reforzado, numerosos modelos han pasado a estar por debajo de la barrera de los 80 decibelios. De entre las que no tienen bolsa, los más silenciosos llegan incluso a 72dB. De entre las aspiradoras con bolsa, el silencio llega a estar en algunos modelos entre 66 y 69 dB. Sea como sea, recuerda una sencilla norma: ¡3 decibelios menos en una aspiradora suponen la mitad de ruido para ti!

Frotar, sacar brillo, enjabonar…¡eso ya es pasado!

¿Quieres lavar la moqueta, sacar brillo a los azulejos o refrescar las telas de los muebles? ¡Se acabaron la bayeta y los detergentes químicos! La máquina de vapor utiliza el vapor seco (calentado a 135ºC) bajo presión para despegar y disolver la suciedad. Apretar una vez el gatillo del vapor es suficiente para acabar con la grasa que se deposita en las paredes de la cocina o incluso la cal que se acumula en los grifos. Di adiós a las juntas renegridas en el baño y a los ácaros que se alojan en la moqueta: el vapor desoxida y sanea todas las superficies. ¡Reaviva incluso los colores de tu tapicería! En versión limpiador de mano para mantenimiento cotidiano o aspiro-limpiador para despegar la suciedad y acto seguido limpiarla, ¡los que la utilizan ya no podrán vivir sin ella! Sencillez, eficacia, respeto del medioambiente…¡es el caballo ganador!