Wok. Consejos y usos

La sartén wok es. de forma, similar a la sartén antigua y honda usada para calderetas y guisos con caldo. Sin embargo, se ha puesto muy de moda por provenir de la cocina asiática, en concreto de China. La sartén wok original, vendrá de fábrica con una capa de aceite untada, que hay que limpiar antes de usarla.

Es antiadherente y de metal (aluminio, hierro o acero) y para preparar la comida correctamente debe estar muy caliente y el aceite debe simplemente cubrir las paredes y el fondo con una capa muy fina. Es aconsejable para protegerlo lo máximo posible que se le vuelva a untar una capa muy fina de aceite después de usarlo.

Aunque los salteados son la especialidad que se prepara con el wok, su gran profundidad permite cocer y cocinar platos estofados, viniendo algunos modelos con accesorios especiales para estas funciones.

Los alimentos se van rehogando y removiendo con un utensilio de madera y con el mango de la propia sartén. Los platos que se suelen cocinar son salteados de verduras y de carne cortada en tiras, en pequeñas cantidades para que cojan mejor el calor. Se van añadiendo los ingredientes para que se vayan dorando a golpes de calor. Lo último que se añade es la salsa, que se mezcla con los alimentos con facilidad por el buen deslizamiento que produce el material antiadherente que llevan en su superficie.

 


Más sobre Cocinas



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *